Montañista descubre un perro en la cima del Kilimanjaro

Dar es Salaam ( EFE). Un montañista avistó un perro vivo en la cima del Kilimanjaro, la montaña más alta de África, mientras orinaba a más de 5.700 metros de altitud y a varios grados bajo cero, publicó hoy revista tanzana "Babukubwa".

"Estaba respondiendo a una llamada de la naturaleza y vi al perro tumbado a un metro de la roca en la que yo estaba", declaró a la revista John Messe, un turista que ascendió junto a otros tres compañeros y tomó una foto del animal con su teléfono móvil.

La cumbre, el pico Uhuru ("Libertad", en swahili), se encuentra entre los 5,730 y los 5,895 metros de altitud, y soporta unas temperaturas de entre menos 4 y menos 15 grados centígrados.

Por el gélido frío que hace a esas alturas, varios científicos se han cuestionado, no sólo cómo pudo ascender el animal, sino de qué modo logró sobrevivir.

En opinión del veterinario Wilfred Marealle, es normal que un perro resista condiciones ambientales de frío extremo, pero "es poco común que suba a la cumbre del Kilimanjaro", en el norte de Tanzania.

Por ese motivo, Marealle advirtió a futuros montañeros que avisten al can de que estén alerta, dado que el animal podría tener la rabia.

El director de mercadotecnia de la empresa que organizó el ascenso aseguró a la revista que hace diez años se avistó otro perro en el campamento de Baranco, a 3,960 metros sobre el nivel del mar.

El suceso evoca el libro " Las nieves del Kilimanjaro", de Ernest Hemingway, en el que el autor estadounidense habla del hallazgo del esqueleto seco y helado de un leopardo, y dice que nadie pudo explicarse nunca qué buscaba el felino por aquellas alturas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes