Monumental oso de peluche se instala en Nueva York

Nueva York ( EFE). Una monumental escultura de un oso de peluche, obra del artista Urs Fischer, se instaló hoy frente a un céntrico rascacielos de la ciudad de Nueva York, donde permanecerá durante cinco meses.

La escultura " Untitled Lamp/Bear", que representa a un oso de peluche bajo una lámpara, está considerada como uno de los trabajos más destacados del arte contemporáneo y será subastada por Christie's el próximo mes de mayo.

La figura, de siete metros de altura y elaborada con bronce pintado de un brillante amarillo, destacaba frente al gris del acero de los rascacielos.

El lugar elegido para instalar el gigantesco juguete y la lámpara, que se enciende como cualquier otra, fue la plaza ubicada frente al emblemático edificio "Seagram", una obra maestra del arquitecto alemán Ludwig Mies van der Rohe (1886-1969).

El conjunto captó la atención de curiosos, turistas y trabajadores de la zona, que se acercaron y tomaron fotografías bajo la atenta mirada de un guardia de seguridad, ya que está valorado en más de diez millones de dólares (unos siete millones de euros).

Fischer (1973), de origen suizo y afincado en Nueva York, creó "Untitled Lamp/Bear" entre 2005 y 2006, inspirado en el osito de peluche que tenía de niño, que en su obra adopta una postura de abandono.

El especialista de Christie's en arte de postguerra y contemporáneo, Brett Gorvy, señaló que esta es una de las obras más importantes que la firma saca a la venta de uno de los artistas jóvenes más provocadores de la actualidad.

" Urs Fischer es el artista más emblemático de su generación", señaló Gorvy, que anticipó un "gran entusiasmo" entre los posibles compradores cuando salga a la venta el próximo 11 de mayo durante la subasta de arte de postguerra y contemporáneo, prevista para ese día. El artista, cuyo nombre, Urs, se deriva de la palabra latina que significa oso, creó tres esculturas bajo el mismo nombre de "Untitled Lamp/Bear", todas en posesión de coleccionistas privados.

Uno de ellos es el estadounidense Adam Lindemann, que la ha instalado en el extremo de su propiedad de Long Island (Nueva York), en donde la luz que emite se puede ver en la noche desde varios kilómetros y actúa como faro para pilotos y marinos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes