Mural rinde homenaje a hispanos de Wyoming

LARAMIE, Wyoming, EU ( AP). Para el artista Stevon Lucero, la presentación del mural de tres paneles --Paredes Hablando-- en el Alice Hardie Stevens Center fue como completar el círculo.

Antes de que La Radio Montañesa: Voz de La Gente KOCA 93.5 le encomendase el mural, no había hecho ningún trabajo de ese tipo desde hacía casi diez años. Debido a su edad y a su salud, Lucero no esperaba volver a crear otro mural, pues esos trabajos toman mucho tiempo y representan un gran desgaste físico para el artista.

Pero cuando le habló Connie Coca, una de las fundadoras de la radio y amiga de la infancia de Lucero, quien le comentó que el objetivo era plasmar de una forma artística la historia de los chicanos en Wyoming, comprendió que el proyecto era algo que tenía que hacer.

" Estaba Connie de por medio. Estaba Laramie. Era una especie de despedida. Acepté por eso", explicó Lucero.

Lucero y la radio presentaron el mural el sábado en Laramie. La estación lo exhibirá a partir del 13 de mayo en el Eastern Wyoming College de Torrington y probablemente en otros sitios del estado más adelante.

El hogar permanente del mural será la propia radio, en el Lincoln Community Center de Laramie.

El mural no solo representa la historia latinoamericana de Wyoming, sino que tiene además un contenido espiritual, que habla del futuro y de lo que Lucero describe como un " arte filosófico".

El mural incluye personas y sitios reales, del pasado y del presente. Aparecen el secretario del condado de Albany Jackie González y varias figuras y sitios notables de Laramie y Wyoming.

La obra tiene fuertes raíces en el folklore chicano. Muestra a La Llorona, a Macuilli Ollin --símbolo del calendario azteca-- y otras imágenes de la herencia y la cultura latinoamericana. La Virgen de Guadalupe figura en el centro del panel del medio.

La presidenta de la junta de directores de La Radio Montañesa: Voz de La Gente y profesora de la Universidad de Wyoming, Cecelia Aragón, dijo que muchas partes del mural tienen alusiones que para ella son personales.

" El reconocimiento de la familia, la comunidad que trabaja en el campo... Mi familia, en particular mi madre, fueron trabajadores del campo, por lo que el mural me llegó mucho; habla del respeto que sienten los chicanos por la tierra", expresó Aragón.

Lucero explicó que la obra se enfoca no necesariamente en la historia, sino en la esperanza.

" Los murales que verán son retratos de esperanza, no obras narrativas, aunque han narración también", dijo Lucero durante la presentación. " Está hecho de modo tal que puede ser presentado como una obra o en forma separada. Es probablemente el último mural que pinte. Me estoy poniendo viejo... Confieso que al haber vuelto a Laramie, es como haber completado el círculo".

Al comienzo de su carrera Lucero se fue a Denver. Pero le dijo a la audiencia que el sitio de la presentación y el título del mural no podían ser coincidencia.

" Cada tanto sucede algo y decimos 'mira esto que cuelga de aquí, y lo que cuelga de allí', y de repente nos damos cuenta de que todo encaja y de que uno está viviendo un momento extraordinario, que tal vez no represente nada para los demás, pero está muy vinculado con lo que pasa por mi mente", comentó Lucero.

Lucero relató que hace 40 años, en abril de 1970, era medio hippie y decidió ir caminando desde su casa en la Calle Primera hasta el campus de la universidad. Pasó frente a la decrépita Mansión de la Calle Ivinson.

" Es una de esas experiencias inusuales, pero créanme, sucedió", dijo Lucero. " Escuché que alguien lloraba. Era el llanto de una mujer. Miro a mi alrededor y me doy cuenta de que la casa estaba llorando".

Lucero señaló que ese puede haber sido su primer encuentro con el metarrealismo, un término que acuñó él y que define buena parte de su obra. Y del mismo modo que el mural que pintó le transmite un mensaje espiritual a quienes lo ven, las paredes de la Mansión de Ivinson le dijeron algo a él hace 40 años.

Aragón explicó que la Llorona es una vieja tradición del folklore chicano.

" Yo escuché la voz de La Llorona", manifestó. " Es una parte importante de nuestra herencia cultural, la creencia de que existe".

Para Lucero, la experiencia fue una de tantas que tuvo en su vida, que le dicen que hay más poder en lo espiritual que en lo existencial.

"Hay magia en el mundo. La fe es la llave que abre esa puerta y si uno le presta atención a lo que siente, escuchará ese espíritu, que le dirá la verdad", expresó.

Con Paredes Hablando, Lucero abre esas puertas, las espirituales y las reales, a la cultura histórica chicana de Wyoming.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes