Otorgan fianza a asistente de vuelo que provocó alboroto

NUEVA YORK ( AP). Un asistente de vuelo que insultó a una pasajera a través del micrófono de cabina de un avión, tomó cerveza de la cocina a bordo y activó una rampa inflable para casos de emergencia luego que el avión arribó al aeropuerto John F. Kennedy para huir a pie, recibió el martes la libertad bajo fianza.

Steven Slater lucía una sonrisa leve luego de comparecer ante una corte del barrio neoyorquino de Queens, donde se le procesó por cargos de conducta delictuosa, imprudencia temeraria y violación de propiedad. El juez le fijó una fianza de 2,500 dólares, pero no quedó claro de inmediato si Slater pudo garantizar el monto.

La policía y los fiscales dijeron que el empleado de 38 años de edad, un veterano en el sector aéreo, perdió la paciencia el lunes por la tarde después de una disputa con una pasajera en un avión de la línea JetBlue.

Luego de causar un alboroto en pleno vuelo, el avión aterrizó y cuando se detuvo, Slater huyó de la aeronave estacionada desplegando la rampa de emergencia. Caminó por la pista hasta una puerta abierta que lo condujo a la calle.

La Policía dijo que Slater perdió las casillas con una pasajera que se mostraba indisciplinada con las reglas de vuelo y que desafió los pedidos de permanecer sentada.

El abogado defensor del auxiliar, Howard Turman, dijo que la disputa había comenzado momentos antes, cuando el vuelo estaba por despegar de Pittsburgh, cuando dos pasajeras se involucraron en una discusión por el espacio en los compartimientos sobre los asientos.

Una de las mujeres retiraba una maleta del compartimiento y aparentemente la maleta golpeó en la cabeza a Slater, quien exigió una disculpa, pero la pasajera se negó, informó previamente una autoridad aeroportuaria.

Los fiscales dijeron que mientras aterrizaba el avión, Slater tomó el micrófono de cabina e insultó a la pasajera. " Aquellos de ustedes que han demostrado dignidad y respeto durante estos últimos 20 años, gracias por un gran viaje", dijo el auxiliar, según los fiscales.

Según versiones extraoficiales, Slater tomó luego una lata de cerveza de la cocina, activó el tobogán para salidas de emergencia y bajó directamente a la pista.

El pasajero del vuelo 1052 procedente de Pittsburgh Phil Catelinet dijo que el anuncio estuvo salpicado de obscenidades. " Fue la parte más interesante del día hasta ese momento", agregó, aunque dijo que nunca vio que Slater utilizara la rampa de emergencia o que agarrara una cerveza.

Dijo que no se dio cuanto de lo sucedido hasta que vio a Slater en un tren del aeropuerto. " Sonreía. Estaba contento de haberlo hecho", dijo Catelinet a la cadena de televisión NBC.

Slater parecía " muy aliviado" y " parecía que ansiaba ser lo que ocurriría después en su carrera profesional", contó Catelinet.

Para el lunes por la noche había sido preparadas varias páginas en Facebook en honor de Slater y muchos usuarios de la red social de contactos respaldaron la forma espectacular con la que dejó su trabajo.

JetBlue dijo que cooperaba con las autoridades de aviación civil y el aeropuerto para esclarecer el suceso y aclaró que la seguridad de los pasajeros y la tripulación jamás corrió peligro.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes