Pacientes quirúrgicos optan por hipnosis en lugar de anestesia

LONDRES ( AP). Cuando los cirujanos le estaban perforando el cuello, Marianne Marquis pensaba en la playa.

Mientras oía las voces de los médicos, imaginaba tener los pies sumergidos en la arena acariciados por el agua.

Marquis había sido hipnotizada antes de que la operaran para extirparle la tiroides. Un número creciente de pacientes quirúrgicos en el hospital belga Cliniques Universitaires St. Luc, en Bruselas, han escogido la hipnosis y un anestésico local para evitar los efectos de la anestesia general.

Estos pacientes están sedados pero conscientes, y los médicos dicen que su período de recuperación es menor, como también su necesidad de analgésicos. Este método sólo es posible en determinados tipos de operaciones.

En su caso Marquis, de 53 años, se imaginó estar cerca de la playa, una escena que su anestesista empezó a describirle susurrándole al oído unos diez minutos antes de la operación. Recuerda haber oído a los médicos hablándole, pero dijo haberlos sentido como si estuvieran muy lejos.

" Me imaginaba el chapoteo de los dedos de los pies en la arena y los sentía cubiertos de agua", dijo la paciente. Sintió una leve presión en el cuello con la primera incisión, pero dijo que no le dolió.

Desde que los médicos empezaron a ofrecer hipnosis en el hospital en el 2003, cientos de pacientes la han escogido. En otro hospital belga se han efectuado más de 8.000 operaciones quirúrgicas con este método desde 1992.

Los médicos dicen que casi cualquier cirugía efectuada con un anestésico local puede funcionar con hipnosis y menor cantidad de analgésicos. Sus partidarios dicen que la hipnosis puede embotar la sensación de dolor y que también reduce la necesidad de anestésico.

Eso significa que los pacientes se recuperan más rápidamente y que los hospitales ahorran dinero, según algunos estudios. Pero podría requerir que los médicos pasen más tiempo con los pacientes antes de la operación, para proceder a la hipnosis, y que podrían necesitar una vigilancia más minuciosa durante la operación.

La técnica se ha popularizado en Bélgica y Francia en los últimos años. Algunos cirujanos plásticos y faciales en Alemania usan hipnosis, como también algunos cirujanos dentales británicos.

La Sociedad Francesa de Anestesiólogos considera la hipnosis como un complemento válido de la anestesia para reducir la tensión, la ansiedad y el dolor. Debido a la demanda, la organización creó el año pasado una filial sobre hipnosis.

La doctora Fabienne Roelants, la anestesista de Marquis, describe la hipnosis como un estado de conciencia modificado. " La mente del paciente va a un lugar placentero, pero el cuerpo permanece en la sala de operaciones".

Y agrega que si los pacientes experimentan algún dolor durante la operación, los anestesistas inmediatamente le inyectan un analgésico.

Algunos expertos advierten que la hipnosis es imposible en operaciones mayores de corazón o de otros órganos internos porque el dolor sería insoportable.

" Si la hipnosis no resulta y tienes abierto el abdomen o el pecho de alguien, te encontrarías en grandes dificultades", dijo George Lewith, profesor de investigaciones sobre la salud en la Universidad de Southampton.

Marquis recomienda la hipnosis a los pacientes que quieren evitar la anestesia, pero advirtió que no es para todos.

" Tienes que estar en el estado de ánimo adecuado, estar bien preparada y confiar en el equipo médico a tu cargo", precisó. " Si desconfías de la hipnosis y te aterroriza pensar en que no funcionará, probablemente no resultará".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes