Periodista sudanesa dispuesta a recibir latigazos

JARTUM ( AFP). La periodista sudanesa Lubna Ahmed al Hussein, que podría ser condenada a 40 latigazos por usar pantalones, afirmó hoy lunes, en vísperas de su juicio, que está dispuesta a recibir 40,000 azotes para tratar de modificar las severas leyes de este país.

Hussein, que trabaja en el departamento de medios de comunicación de la Misión de Naciones Unidas en Sudán, será juzgada el martes después de renunciar a la inmunidad que tienen los empleados de la ONU.

La periodista será procesada en conformidad con el artículo 152 del Código Penal sudanés, que prevé una pena de 40 latigazos para " quienquiera que cometa un acto indecente que viola la moral pública o lleva ropa indecente".

" Estoy preparada para todo. No tengo miedo alguno del veredicto", señaló Hussein a la AFP en una entrevista realizada por teléfono.

La policía arrestó a Hussein, de 30 años, y a otras 12 mujeres vestidas con pantalones en un restaurante de Jartum el 3 de julio. Dos días después, diez de las mujeres aceptaron un castigo de 10 latigazos, pero Hussein presentó una apelación en un intento por eliminar esa legislación.

Las otras dos mujeres también han sido inculpadas.

" Si me condenan a recibir latigazos, o a cualquier otra cosa, presentaré una apelación. Iré hasta el final, hasta la Corte Constitucional, si es necesario", afirmó la periodista, cuyo marido murió de insuficiencia renal.

"Y si la Corte Constitucional dice que la ley es constitucional, estoy preparada no para 40, sino para 40,000 latigazos", agregó.

Hussein invitó a numerosos periodistas a su primera audiencia el miércoles, en la que se puso la misma ropa que llevaba cuando fue arrestada: un amplio pantalón verde, una blusa larga y un pañuelo verde en la cabeza.

Numerosas personas, entre ellas muchas mujeres con pantalones en señal de solidaridad, se encontraban en el tribunal para la audiencia.

" Mi principal objetivo es abolir el Artículo 152", afirmó Hussein. " Este artículo atenta contra la Constitución y la sharia", la ley islámica vigente en el norte de Sudán.

" Si algunas de las personas se refieren a la sharia para justificar la flagelación de las mujeres por lo que llevan puesto, entonces que me muestren los versículos del Corán o hadith (refranes del profeta Mahoma) que lo dicen. Yo no los he encontrado", sostuvo.

A diferencia de muchos otros países árabes, sobre todo en el Golfo, las mujeres tienen un lugar prominente en la vida pública sudanesa. Sin embargo, las organizaciones de defensa de los derechos humanos afirman que algunas de las leyes de este país son discriminatorias.

" Decenas de miles de mujeres y de jovencitas han recibido latigazos por su vestimenta en los últimos 20 años. Eso no es raro en Sudán", declaró Hussein.

" Quiero que la gente lo sepa. Quiero que se escuchen las voces de estas mujeres", añadió.

Al difundir públicamente esta práctica, " ya he ganado la mitad de la batalla", dijo y prometió que se pondrá la misma ropa " indecente" para su juicio el martes.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes