Piden a gobernador de EU dimita tras romance en Argentina

COLUMBIA, Carolina del Sur (AP). El gobernador Mark Sanford, un conservador contrario a las políticas tributarias, admitió que usó el dinero de los contribuyentes para viajar a Argentina a ver a su amante y dijo que planea reembolsar el gasto al estado.

Pero el republicano aún tiene preguntas que contestar sobre los lazos con la misteriosa mujer, con la que admitió esta semana tener un romance. Los críticos en su propio partido han pedido que dimita.

Sanford desapareció a Buenos Aires durante casi una semana, regresando el miércoles para anunciar el romance y pedir perdón de forma pública a su mujer, sus cuatro hijos y los ciudadanos a los que representa. También dimitió como presidente de la Asociación de Gobernadores Republicanos.

La admisión de infidelidad de Sanford añade más problemas al Partido Republicano, que intenta remontar su falta de popularidad ante el presidente Barack Obama y los demócratas que ahora gozan del poder. El episodio representa otra distracción para un partido que necesita buenas noticias tras las enormes pérdidas en elecciones nacionales consecutivas y la falta de un líder que guíe al partido de nuevo a la Casa Blanca.

Un día después de una intensa rueda de prensa durante la cual Sanford admitió tres encuentros romáticos con su amante, el gobernador pasó la mayoría del tiempo con su familia en su casa de Sullivans Island. Cuando fue preguntado si dimitiría, Sanford negó con la cabeza mientras se marchaba.

"Ahora estoy enfocado en la parte importante de todo esto, la familia en esta circunstancia", explicó.

Su mujer dijo a los periodistas que se iba a "preocupar por su familia y estado de ánimo de mis hijos", explicó. La esposa señaló que la carrera de su marido es algo por lo que él debería preocuparse.

El gobernador ha organizado una reunión por la tarde con los dirigentes de las agendas del estado, durante la cual planea hablar de su difícil semana. Después "se discutirán temas de estado", dijo su portavoz Joel Sawyer.

Mientras tanto, algunos miembros de su partido exigieron que Sanford dimita. Glenn McCall, un representante local del Comité Republicano Nacional, dijo que el partido puede recobrarse de esto si el gobernador asume su responsabilidad, hace lo correcto y dimite por el bien del partido.

Sanford dijo ayer jueves que reembolsaría una cantidad no anunciada para pagar el viaje de nueve días a Brasil y Argentina por el cual los contribuyentes pagaron 12,000 dólares el año pasado.

"Cometí un error mientras estaba allí con la que fui infiel", dijo el gobernador a través de un comunicado.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes