Policía brasileña sospecha de conductor de TV

SAO PAULO ( AP). Con un asesinato tras otro en su pantalla, un programa del Canal Live TV ha mostrado la increíble capacidad de estar primero en el lugar del delito, grabando imágenes sangrientas de las víctimas.

Demasiada habilidad, según consideró la policía, que está investigando al conductor del programa, el legislador estatal y presunto traficante de drogas Wallace Souza, bajo la sospecha de que ha cometido al menos cinco de los asesinatos para incrementar su cantidad de espectadores y a la vez demostrar sus afirmaciones de que en la región amazónica del Brasil cunden los crímenes violentos.

" La orden de ejecutar siempre provino del legislador y de su hijo, quienes entonces advertían a los equipos de grabación del canal de televisión para que llegaran al lugar del delito antes que la policía", acusó el jefe de inteligencia policial Thomaz Vasconcelos en una entrevista con The Associated Press.

Los asesinatos de traficantes de drogas que compiten entre sí, indicó Vasconcelos, " parecen haberse cometido para librarse de sus rivales y a la vez incrementar la audiencia de su programa de televisión", agregó.

El abogado de Souza, Francisco Balieiro, indicó que su cliente rechaza vehementemente esas acusaciones.

El abogado indicó que algunos rivales políticos intentan manchar el nombre de Souza con acusaciones falsas, y que el único testigo es un policía caído en desgracia que busca obtener clemencia por nueve asesinatos que él mismo cometió.

" No hay una sola prueba material de esas acusaciones", indicó Balieiro.

Vasconcelos dijo que las acusaciones, que han ocupado los titulares de los medios de prensa de Brasil, surgen de los testimonios de varios ex empleados y guardias de seguridad que trabajaron para los Souza, presuntamente como parte de una organización de ex policías involucrados en tráfico de drogas.

El hijo de Souza, Rafael, ha sido encarcelado bajo acusaciones de homicidio, narcotráfico y posesión ilegal de armas.

La policía indicó que el padre enfrenta acusaciones de narcotráfico, delincuencia organizada y posesión de armas, pero sigue libre porque goza de inmunidad legislativa. No se han presentado acusaciones en su contra por los asesinatos.

Vasconcelos dijo que los homicidios parecen haberle servido a los Souza de dos maneras: eliminando a narcotraficantes rivales e incrementando sus audiencias televisivas.

" Creemos que han organizado algo parecido a un escuadrón de la muerte que ejecuta a rivales que se disputan con ellos el territorio del tráfico de drogas", agregó el funcionario.

Vasconcelos señaló que Souza "eliminaría a su rival y utilizaría el asesinato como noticia para su programa de televisión".

Souza se convirtió en una personalidad de los medios de comunicación después de que tuvo una carrera como funcionario policial que terminó en desgracia. Vasconcelos indicó que fue despedido por su participación en delitos que iban desde el robo de combustibles al fraude de pensiones.

El abogado de Souza no respondió a las peticiones en busca de comentarios al respecto.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes