Policías de Filadelfia ayudan a mujer a dar a luz en un tren

Los policías que ayudaron a una mujer a dar a luz en un tren subterráneo se reencontraron con el bebé y sus padres el viernes por la mañana y intercambiando sonrisas en la tranquilidad de una habitación de hospital en vez del bullicio de un vagón.

El sargento Daniel Caban y el agente Darrell James, de la Autoridad de Transporte de Pennsylvania, ayudaron en el parto el jueves por la tarde. El viernes por la mañana visitaron a los padres en el Hospital Universitario Hahnemann, con quienes charlaron y posaron para fotos.

Los pasajeros que iban en la ruta Market-Frankford dijeron que los policías ayudaron a la mujer, cortaron el cordón umbilical del bebé y lo colocaron en los brazos de la madre. El padre usó una camisa para abrigar a la criatura.

"Fue algo asombroso", expresó Ashley Dorsey, una de las pasajeras.

Dorsey dijo que la mujer entró en parto justo cuando el tren estaba entre las estaciones de la Calle 15 y Market.

Los pasajeros corrieron a su auxilio, haciendo que se recostara sobre los asientos y calmando al padre alterado, dijo Dorsey.

"Claro que nadie prefiere dar a luz en un tren, pero por lo menos es mejor que estar en la calle", expresó Dorsey.

Cuando el tren llegó a la estación, impidieron que se cerraran las puertas para llamar la atención del conductor. Caban estaba en la acera de la calle y al enterarse de lo sucedido llamó por radio a James, quien corrió a ayudarlo.

Tanto la madre como el bebé están bien en el hospital. Una portavoz dijo que la familia no daría entrevistas por ahora.

James, quien es padre también, dijo que el nacimiento fue una bendición. Caban dijo que ayudar a traer una vida al mundo es un regalo.

"Yo ya había abierto todos mis regalos pero no sabía que me esperaba otro a eso de las 5:53 de la tarde", dijo Caban a la estación de televisión WPVI.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes