Portland tira 30 millones de litros de agua potable por orina

PORTLAND, Oregon (AP). Debido a que un hombre de 21 años fue grabado por una cámara de seguridad orinando en una represa de la ciudad más grande de Oregon, ésta decidió arrojar al drenaje 30 millones de litros (ocho millones de galones) de agua potable.

Funcionarios de Portland defendieron el lunes la decisión diciendo que no querían enviar a los residentes de la ciudad agua mezclada con orina, aunque fuera en una proporción infinitesimal.

Funcionarios de salud pública, sin embargo, señalaron que la orina es estéril en gente sana y que la orina en la represa estaba tan diluida que representaba poco riesgo.

Algunas personas en la ciudad, en los suburbios y alrededor del mundo consideraron la medida tomada por la ciudad como una respuesta exagerada, especialmente si se considera que animales como los patos contribuyen rutinariamente con desechos y, en ocasiones, mueren en el agua.

"Más de 1.000 millones de personas en el mundo no tiene acceso a agua potable, y aquí nosotros botamos casi ocho millones de galones de agua sólo para apaciguar a residentes ignorantes que creen que su agua entubada se volverá amarilla", decía un comentario colocado en el sitio en internet de The Oregonian.

El agua de las cinco represas al aire libre de la ciudad, todas en parques, va directamente a los consumidores. Las represas serán reemplazadas en una década por almacenes subterráneos, como resultado de requerimientos federales.

Las represas distribuyen agua que fluye de glaciares en el Monte Hood. Es tratada antes de ir a las represas para su distribución, y luego llega directamente a los consumidores.

Las represas son drenadas dos veces al año para su limpieza, y trabajadores han encontrado animales muertos, latas de pintura, material de construcción, restos de fuegos artificiales e incluso bolsas de plástico utilizadas por la gente para recoger las heces fecales de sus perros, dijo David Shaff, administrador de la oficina de agua potable de la ciudad.

No obstante, el factor de repugnancia fue la razón principal para drenar los 30 millones de litros de agua, a un costo de menos de 8.000 dólares, para tratarlos como aguas residuales.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes