Preso marroquí se cose los ojos para exigir ver a un responsable de la cárcel

Un preso marroquí que cumple condena por narcotráfico se cosió los ojos en protesta por el rechazo de su petición de ver a un responsable de la cárcel de Kenitra, a unos 40 kilómetros al norte de Rabat, informa hoy el diario Ajbar al Yaum.

El preso, un destacado narcotraficante llamado Milud Zahaf y apodado Uld el Hibul, se cosió los ojos el pasado martes ante la sorpresa de los otros reos en la cárcel de Kenitra donde cumple una pena de diez años de prisión por narcotráfico.

El narcotraficante pidió ver a un alto responsable de la cárcel para "desvelar nuevas informaciones", una petición que fue rechazada por la administración penitenciaria, según indica el diario marroquí.

Esta es la segunda vez que el condenado se cose los ojos tras haber hecho lo mismo el pasado mes abril cuando lo hizo el mismo día en que el Tribunal de Apelación de Temara, en las afueras de Rabat, pronunció el fallo.

En este caso, que tuvo una gran repercusión mediática en el país, estaban implicados 16 policías que fueron condenados a penas que alcanzan entre 3 y 18 meses de cárcel por su connivencia con el acusado principal.

La detención de Uld el Hibul en 2012 permitió confiscar importantes cantidades de resina de cannabis, comprimidos psicotrópicos de diferentes marcas, armas blancas y teléfonos móviles.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes