Prostituta es enterrada cerca de Calvino y Borges

GINEBRA (AP). Una famosa prostituta que luchó por los derechos de los trabajadores sexuales fue sepultada el lunes con honores, en el mismo cementerio en el que yace el teólogo protestante Juan Calvino, y algunas activistas protestaron por la decisión.

Griselidis Real, que murió en el 2005, fue enterrada ante unas 200 personas en el Cementerio de los Reyes, que se reserva a los individuos que han marcado profundamente la historia de Suiza o del Mundo. Juan Calvino, el escritor argentino Jorge Luis Borges y el pedagogo Jean Piaget son algunos de los hombres ilustres sepultados ahí.

El cuerpo de Real, fallecida a los 76 años y sólo 10 después de anunciar su retiro de la prostitución, fue exhumado de otro cementerio en Ginebra para realizar la ceremonia que algunos, en especial mujeres, han considerado como ofensiva.

"Si cada mujer que tuviera que criar a sus hijos sola se dedicara a la prostitución, Ginebra sería un burdel", dijo Amelia Christinat, feminista y ex integrante del parlamento suizo que se opuso a la exhumación de Real.

Jacqueline Berenstein Wavre, la primera mujer que encabezó el parlamento suizo, también expresó su molestia.

"Ninguna mujer debería alegrarse de este cambio de cementerio, que no significa nada sino el enaltecimiento de una prostituta y de la prostitución en general de parte de sus protectores masculinos", dijo al diario Tribune de Geneve, que subrayó que las mujeres representan apenas una cuarta parte de las 350 personas sepultadas en el sitio.

La prostitución es legal en Suiza, donde algunas ciudades tienen sus zonas rojas, pero Real luchó por años para mejorar las condiciones laborales. Ayudó a fundar Aspasie, una asociación que se autodefine como promotora de la solidaridad hacia los trabajadores sexuales.

Real nació en 1929 en Lausana. Era una madre divorciada de cuatro hijos y comenzó a trabajar como prostituta en Alemania en la década de 1960, después se mudó a Ginebra, donde se convirtió en una defensora de los derechos de las prostitutas.

En sus libros autobiográficos "Black is a color" y "Dance card of a courtesan" denunció la hipocresía de la sociedad que condena a las prostitutas y al mismo tiempo utiliza sus servicios.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes