Protesta por asesinato de niña degenera en vandalism

LIMA (AP). Una protesta de pobladores por el asesinato de una niña degeneró en actos vandálicos y desmanes de turbas enardecidas en una tranquila ciudad del sur del país.

Los hechos ocurrieron en la víspera en la ciudad de Chincha, a 180 kilómetros al sur de Lima, donde organizaciones gremiales convocaron a un paro y movilización para exigir a la policía y autoridades esclarecer el asesinato de una niña de seis años que fue apuñalada.

Los pobladores irrumpieron en el terminal de autobuses de la empresa de transportes Soyuz y asaltaron un ómnibus que se aprestaba a partir con pasajeros. Tras asaltar a los pasajeros, los revoltosos quemaron el vehículo y apedrearon otra docena de autobuses, dijo a la AP Martin Gibbons, gerente de marketing de Soyuz.

Además indicó que saquearon las oficinas de Soyuz, robaron equipos de cómputo, teléfonos y dinero de un cajero automático, y golpearon a las trabajadoras.

Gibbons señaló que la policía no pudo evitar los desmanes por el escaso número de personal con el que contaba.

Los manifestantes también saquearon un mercado, apedrearon las instalaciones de Radio Chasqui y bloquearon la carretera Panamericana Sur, la que después de varias horas fue despejada por efectivos policiales, dijo la policía de Chincha.

El general Bernabé Garavito, jefe de la Región Policial de Ica, anunció el martes en la noche en declaraciones a Canal N que el jefe policial de Chincha, comandante Jaime Pillaca, fue separado provisionalmente del cargo mientras duren las investigaciones.

El comandante Pillaca se había comprometido a encontrar a los asesinos de la niña en 48 horas. El cuerpo de la menor fue encontrado oculto en unos matorrales el 16 de julio con más de 10 puñaladas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes