Rana crucificada desata protestas por ofender a católicos

ROMA (AFP). Una rana crucificada, expuesta como obra de arte en un museo de Bolzano, en el norte de Italia, ha levantado protestas en Italia, hasta el punto de que un dirigente regional lleva ocho días en huelga de hambre.

La controvertida pieza, realizada por un artista alemán, es considerada como una "provocación" a los católicos por el dirigente político en huelga, Franz Pahl.

"La rana ha sido desplazada, pero la provocación continúa", protestó Pahl ante los medios locales.

En mayo pasado, el presidente de la región, Luis Durnwalder, pidió la retirada de la obra porque estimó que ofendía a la población, "que es en un 99% católica", dijo.

La obra fue trasladada al tercer piso del museo, por decisión de su directora, Corinne Diserens, quien no obstante denunció la "instrumentalización" del arte por razones políticas.

La polémica en torno a la rana crucificada, una escultura de Martin Kippenberg, fue comentada por prelados de la región con el papa Benedicto XVI, quien está pasando una temporada de vacaciones en los Alpes, cerca de Bolzano.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes