Reaparece secuestrada hace 18 años cuando era una niña

PLACERVILLE, California, EU ( AP). Un hombre acusado de secuestrar a una niña de 11 años y de mantenerla oculta durante casi dos décadas en el jardín de su casa compareció el viernes ante la justicia. Simultáneamente la familia de la víctima se reunía con su hija y los dos niños que ésta tuvo con su supuesto secuestrador.

Jaycee Lee Dugard, que tenía 11 años cuando fue raptada en una calle de South Lake Tahoe en 1991, fue mantenida oculta tras una serie de cercos y carpas, e incluso dio a luz a los hijos de su supuesto secuestrador en el jardín suburbano a unos 320 kilómetros (200 millas) de su hogar.

La niña fue llevada a la casa y recluida del mundo en ese jardín secreto, dijeron los investigadores. Su secuestrador, agregaron, la violó y tuvo dos hijos con ella, el primero cuando Jaycee tenía unos 14 años. Esas niñas, que ahora tienen 11 y 15 años, también fueron mantenidas ocultas en el compuesto detrás del hogar en Antioch.

" Ninguna de las niñas ha ido jamás a la escuela, nunca han visto a un médico", dijo el vicealguacil de El Dorado, Fred Kollar. " Fueron mantenidas en completo aislamiento en este complejo".

En una entrevista con NBC, ABC y CBS el viernes por la mañana, el padrastro de Dugard dijo que lo que más le sorprendió a su esposa fue que Jaycee luce muy joven, casi como cuando fue secuestrada.

Phillip Garrido, de 58 años, está detenido e investigado por varios cargos de secuestro y abuso sexual. Las autoridades dijeron que su esposa de 54 años, Nancy Garrido, estaba con él durante el secuestro en South Lake Tahoe y también fue arrestada.

El padrastro de Dugard, Carl Probyn, de 60 años, quien vio cuando arrebataban a la niña y durante mucho tiempo fue sospechoso, dijo que el episodio " arruinó mi matrimonio".

" He vivido un infierno; fui sospechoso hasta ayer", dijo Probyn a la Associated Press en su hogar en Orange, California.

Dijo que su familia lamentó el modo en que la muchacha hubiera sido obligada a vivir durante 18 años.

El caso se abrió después que Garrido fue divisado el martes junto con dos niños cuando intentaba entrar en instalaciones de la Universidad de California, en Berkeley, para distribuir panfletos con literatura religiosa. Algunos agentes dijeron que actuaba de manera sospechosa hacia los niños. Lo interrogaron y cuando le hicieron un control de antecedentes descubrieron que estaba en libertad condicional e informaron al agente a cargo de su caso.

Se ordenó a Garrido comparecer para una audiencia de libertad condicional y llegó el miércoles con Dugard, que se identificó como " Allissa", su esposa, y dos niños. Durante el interrogatorio, las autoridades correccionales dijeron que admitió haber secuestrado a Dugard.

La policía dijo no tener evidencia de que la muchacha haya tomado contacto jamás con nadie más allá de los muros del complejo.

" Ella estaba bien de salud, pero vivir en un jardín durante 18 años cobra su precio", dijo Kollar.

El jardín recibe electricidad y tiene una letrina y ducha rudimentarias, " como si fuera para acampar", agregó.

Las autoridades dijeron no saber si Garrido abusó también de sus hijas, pero están investigando.

La vivienda está situada en Antioch, una ciudad de 100,000 habitantes a unos 275 kilómetros (170 millas) de la casa de la familia Dugarde en South Lake Tahoe.

La gente que conoció a Garrido dijo que en los últimos años se tornó más fanático en sus creencias religiosas y que a veces se ponía a cantar y a afirmar que Dios le hablaba por medio de una caja.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes