Recuperan dos nietos robados en dictadura argentina

BUENOS AIRES (AFP). La organización humanitaria Abuelas de Plaza de Mayo anunció este miércoles la identificación de otros dos nietos, hijos de desaparecidos, con los cuales suman 92 los jóvenes arrebatados al nacer en la dictadura argentina (1976/83) que recuperaron su identidad.

Se trata de la hija de María Teresa Trotta y Roberto Castelli y del hijo de la ciudadana mexicana María Lourdes Martínez Aranda y Francisco Goya, secuestrados en distintos operativos en 1977 y 1980, respectivamente, indicó la titular de la entidad, Estela Carlotto, en conferencia de prensa.

Carlotto destacó el denodado esfuerzo de una hermana y un hermano de cada uno de los nietos recuperados, que no cesaron en su búsqueda y su lucha como integrantes de la agrupación HIJOS (de desaparecidos).

"Por un lado siento una sensación similar a la que sentí cuando nació mi hijo. Por primera vez en la vida me siento plena. Dediqué mi vida a esta tarea porque es lo que más quería en el mundo", dijo emocionada Verónica Castelli Trotta, hermana de una de los dos nietas recuperadas.

La joven mujer defendió el derecho a la identidad que tienen los hijos de desaparecidos robados durante el régimen militar.

"Hay familias que los están esperando. Tienen un lugar que los espera. Nosotros respetamos y entendemos sus tiempos. Esto nos llena de esperanza a todos", destacó.

Los militantes de la organización guerrillera Montoneros María Teresa Trotta y Roberto Castelli fueron secuestrados en febrero de 1977. En 1974 había nacido su primera hija Verónica y su segunda hija en el Hospital Militar de Campo de Mayo, enclavado en uno de los principales centros de concentración del régimen militar.

Después de años de lucha, Verónica supo el viernes pasado que su hermana había sido dada en adopción a través del Movimiento Familiar Cristiano que entregada niños sin investigar el paradero de su familia durante la dictadura, según el comunicado de Abuelas.

María Lourdes Martínez Aranda y Francisco Goya se conocieron en México durante el exilio del militante peronista. En 1979 la pareja se fue a España y en julio de ese año nació su hijo Jorge Guillermo. Tras regresar a Argentina, el matrimonio y el niño fueron secuestrados en Mendoza (oeste) en 1980.

La investigación de las Abuelas e HIJOS sobre este caso tomó fuerza luego de la denuncia de un arrepentido que reveló datos sobre el paradero del joven, que este lunes conoció su verdadera identidad.

Centenares de mujeres embarazadas que fueron detenidas durante el terrorismo de Estado dieron a luz en maternidades clandestinas, y los bebés les fueron arrebatados para ser apropiados por represores o sus cómplices.

Abuelas de Plaza de Mayo estima que 500 bebés nacieron en cautiverio, de los cuales fueron recuperados 92 desde que iniciaron su tarea de búsqueda en 1977, en plena dictadura.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes