Registran como marca en la UE al "pulpo Paul"

ETIQUETAS

Alicante ( EFE). La empresa propietaria del acuario alemán donde vive el cefalópodo más mediático, el " pulpo Paul", ha iniciado el procedimiento para proteger su nombre como marca comercial en los veintisiete países de la UE, a raíz de saltar a la fama por adivinar los resultados del Mundial de fútbol de Sudáfrica 2010.

La sociedad " Sea Life Deutschland GmbH", que gestiona el acuario de Oberhausen, donde ha hecho sus pronósticos, ha solicitado formalmente a la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI) de la UE, con sede en Alicante, que registre los términos "Paul the octopus" y " Octopus Paul" (pulpo Paul en inglés) y " Krake Paul" (lo mismo en alemán).

En su petición, desean que la OAMI (OHIM en sus siglas en inglés) proteja las tres denominaciones para su posible uso comercial en un amplio espectro de productos, concretamente en siete de las 45 modalidades que constan en la " clasificación de Niza".

Desde instrumentos náuticos y de socorro hasta máquinas registradoras y calculadoras, quizá con la intención de emular la infalibilidad de sus cálculos.

También para otros productos variopintos no tan directamente relacionados con la fama del pulpo como de papelería, pinceles, vestidos, calzado, sombrerería, juguetes, extintores, café, cacao, té, miel, vinagre y hasta decoraciones para árboles de Navidad, así como para servicios publicitarios, educativos, formativos, culturales y de esparcimiento.

Las solicitudes de "Sea Life" se encuentran en la fase de inicio del trámite de registro y, si no surgen inconvenientes, podrían ser aprobadas en un plazo de unos seis meses, tras abonarse 900 euros por cada tasa.

Sin embargo, el acuario de Oberhausen no ha sido el primero en idear cómo rentabilizar comercialmente el nombre de su ilustre pulpo.

Esto es así porque el pasado 16 de julio, menos de una semana después de la final mundialista que coronó a España como campeona, otra empresa alemana, la energética "R W Beteiligungsgesellschaft mbH", ya se presentó ante la Euroagencia para tratar de hacerse con "Paul die krake" (pulpo Paul).

Debido a su presentación con anterioridad, esta solicitud ha superado la fase inicial y ya consta como publicada, aunque aún le quedan varios trámites para que sea formalmente registrada.

Un particular italiano, Alessio Consorte, también ha corrido tras el Mundial para tratar de registrar "Polpo Octopus Paul", "Oracle Paul" y "Octopus Paul".

En este último caso, no obstante, se da la circunstancia de que se trata del mismo nombre que uno de los pedidos posteriormente por el acuario, lo que teóricamente da cierta ventaja al transalpino por pedirlo primero, ya que el criterio de la OAMI suele ser dar prioridad por orden de llegada.

El pulpo Paul se ha erigido en un auténtico oráculo deportivo al acertar el resultado de los siete partidos que disputó la selección alemana de fútbol en Sudáfrica 2010, además de la final entre España y Holanda, lo que supone un difícil ocho de ocho.

Con poco más de dos años y medio dentro de una expectativa de vida de tres, este cefalópodo de sólo 700 gramos de peso y originario del Reino Unido ha concitado un inusitado interés por parte de los medios de comunicación y aficionados al fútbol, que incluso pudieron seguir en directo por televisión sus "curiosas" predicciones.

Éstas se desarrollaban en su vitrina de 1,500 litros de agua, donde sus cuidadores introducían dos pequeñas urnas con los colores de cada equipo y con una almeja dentro cada una, para que Paul eligiera cuál deglutía.

Además del pulpo Paul, el éxito de la selección de Vicente del Bosque no ha sido ajena a la actividad de la OAMI ya que una empresa de venta al por mayor y exportación de frutas y hortalizas de Pulpi (Almería) también presentó cinco días después del triunfo de España una petición para registrar "La Roja", con la que pretende vender mejor sus productos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes