Reina de carnaval niña crea escándalo en Río de Janeiro

RIO DE JANEIRO (AP). Julia Lira podría ser una reina del samba la próxima semana y su nominación ha causado controversia, no porque se hubiese hecho cirugías plásticas o por su talento para bailar sino porque tiene apenas siete años.

La pequeña ha sido designada reina de la banda de percusión de la escuela de samba Viradouro y aunque se ha visto de todo en los carnavales su nominación ha hecho que más de uno se escandalice.

Por eso una juez estudia si es posible impedir la participación de Julia. Una agencia estatal por los derechos de los niños ha dicho que ella es demasiado joven para asumir un papel tradicionalmente reservado para mujeres muy sensuales. Pero el padre de la niña, que es el presidente del grupo Viradouro, argumenta que Julia tiene un talento natural y que fácilmente puede bailar samba en el desfile de 80 minutos de duración en el abrumador calor del verano en Río de Janeiro.

"Si un hombre se siente excitado al ver a una niña de 7 años debería ir al doctor", dijo Marco Lira antes del ensayo de esta semana. "Ella tiene la aptitud de ser la reina de la banda de percusiones, lo van a ver esta noche. Tiene una gran seriedad a la hora de bailar".

En realidad el problema sobre el caso de Julia es que el papel tradicional de las reinas de Carnaval es el de una musa muy sensual. A diferencia de las otras participantes ella no llevará un traje sin nada en los pechos o sólo un poco de brillantina en el resto del cuerpo, pero sus trajes como el de todas las reinas son de cualquier forma reveladores.

Brasil ha sufrido por años por la explotación sexual de niños, especialmente en la zona amazónica. Si se permite que Julia sea reina, "esto aumentaría el trato que da la sociedad brasileña a los niños como objetos sexuales", dijo Carlos Nicodemos, director del Consejo Estatal por la Defensa de los Niños y Adolescentes de Río de Janeiro.

"No estamos en contra de que los niños participen en el Carnaval, esto es parte de la cultura brasileña", dijo Nicodemos. "Lo que no podemos permitir es que una niña de 7 años esté en un papel tradicionalmente sexual del carnaval".

El grupo Viradouro, que fue ganador del Carnaval en 1997, ha tenido otros momentos controvertidos. En 2008 un juez impidió que la escuela usara a un bailarín vestido como Hitler en un carro con gente desnuda representando a las víctimas del Holocausto después de que esto causara rechazo entre la comunidad internacional.

El destino de Julia como reina de Carnaval está en las manos de una corte familiar de Río. La juez que examina el caso, Ivone Ferreira Caetano, se ha negado a hacer declaraciones o a decir cuándo emitirá su fallo.

Marco Lira dijo que la juez pidió información sobre el papel que tendrá la niña, a qué hora estaba programada la presentación del grupo y lo que llevará puesto. Por ahora Viradouro está programada para presentarse después de medianoche.

Para Julia su participación es simple

"Estoy feliz porque me gusta bailar", dijo Julia que estaba molesta y sin ganas de hablar con reporteros porque no le gustó como la peinó su madre.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes