Roban bebe del vientre de madre colombiana tras cesárea artesanal

Bogotá ( EFE). Desconocidos drogaron a una colombiana de de 19 años a la que le practicaron una rústica cesárea para extraerle a su bebé, informaron el jueves las autoridades del departamento del Magdalena (norte).

El comandante de Policía en el Magdalena, coronel César Granados, dijo a periodistas que el extraño caso se presentó en el sitio Bonda, cercano a Santa Marta, capital departamental.

Andrea Carolina Pallares Cabrera, de 19 años y con siete meses de embarazo, estaba en Santa Marta adelantando diligencias personales cuando fue abordada por una desconocida que le ofreció ayudarla para vincular al bebé a un régimen de salud subsidiado por el Estado.

El coronel Granados explicó que Pallares, sin que se tenga claro todavía como fue trasladada, resultó en un paraje boscoso en las afueras de Santa Marta.

Allí, con algún instrumento a Pallares le practicaron una incisión en el vientre, le sacaron a la criatura y la dejaron abandonada.

La joven madre, por sus propios medios, salió a una carretera y fue trasladada por un lugareño a un hospital de la zona.

Por la gravedad de su estado, con el vientre abierto, fue remitida a una clínica en Santa Marta, en donde se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) con pronóstico reservado, señalaron las fuentes.

Según un reporte médico, la mujer ingresó con una incisión transversal en el abdomen y el útero abierto, con sangre y arena en la cavidad abdominal, por lo que fue sometida a una intervención quirúrgica por los riesgos de infección de la paciente.

La Policía colombiana informó que por el caso hay una mujer detenida, a quien se le encontró una menor nacida prematuramente y que señaló haber dado a luz con ayuda de una partera.

Sin embargo, una valoración médica indicó que la detenida no había tenido un parto recientemente, por lo que la mujer aceptó que meses atrás había estado embarazada, pero que perdió a la criatura por los malos tratos de su compañero, quien le prometió que le traería un bebé en cualquier momento, como efectivamente ocurrió.

Según el coronel Granados, la mujer vive en cercanías del lugar en donde Andrea Carolina sufrió el ataque en el que le robaron del vientre a su bebé.

" Todo indica que esta menor es la que fue hurtada del vientre de su madre, está pendiente una prueba de ADN para establecer plenamente la filiación", indicó el coronel Granados.

La bebé permanece en cuidados intensivos en una clínica de Santa Marta.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes