Sentencian a joven que mató a su madre por quitarle juego

ELYRIA, Ohio, EU ( AP). Un adolescente de Ohio que mató a tiros a su madre e hirió a su padre, un pastor religioso, luego de que le quitaron un videojuego, fue sentenciado el martes a 23 años en prisión.

Daniel Petric, de 17 años, que podría haber sido sentenciado incluso a cadena perpetua, meneó la cabeza levemente y contuvo las lágrimas al escuchar el veredicto pero se quedó sentado y en silencio cuando el juez de Alegatos Comunes de Lorain County, James Burge, le dio la oportunidad de hablar.

El padre del joven, Mark Petric, le pidió al juez que sea clemente en su sentencia y dijo que Daniel lamenta haber matado a su madre y le dice a su progenitor que está feliz de que haya sobrevivido.

" Papá, extraño a mamá. Extraño a mamá", es lo su hijo suele decirle, dijo Mark Petric. " Todavía no entiende por qué hizo algo tan terrible".

Petric fue declarado culpable de disparar a sus padres en octubre del 2007 luego de que le sacaron su juego " Halo 3", en el que el objetivo es disparar contra monstruos extraterrestres. El juez, que condujo el juicio sin jurado, dijo que el adolescente estaba tan obsesionado con los videojuegos que podría haber creído que la muerte no era real, al igual que en los juegos.

La defensa aseguró que la edad de Petric y su adicción al videojuego disminuían su responsabilidad, mientras que los fiscales cuestionaron la afirmación de que el adolescente estaba arrepentido y pidieron la condena máxima.

Mark Petric testificó durante el juicio que el joven entró a la habitación de sus padres y les pidió que cerraran los ojos. " Tengo una sorpresa para ustedes", les dijo.

Cuando esperaba una sorpresa grata, el padre recibió un disparo en la cabeza. Su esposa, Susan, de 43 años, también recibió uno y murió.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes