Sospechoso de matar a médico abortista se dice inocente

WICHITA, Kansas, EU ( AP). Un activista contra el aborto se declaró inocente el martes de matar al médico abortista George Tiller, después de que un testigo dijo en un relato escalofriante que vio al acusado apuntar con una pistola a la cabeza del galeno y luego disparar.

Scott Roeder, de 51 años, está acusado también de amenazar a dos conserjes que intentaron detenerlo en el templo donde Tiller fue muerto a tiros el 31 de mayo, en el atentado que volvió a caldear los ánimos sobre uno de los debates sociales más enconados en Estados Unidos.

Roeder, con saco y corbata aunque con grilletes en los tobillos, se declaró inocente de las acusaciones de homicidio premeditado y agresión agravada que se le imputaron ante las versiones de los testigos que lo vieron dispararle a Tiller y alejarse rápido del templo en Wichita. El defensor público de Roeder presentó la declaración en nombre del acusado, de Kansas City en el estado de Misurí. Roeder no habló en la audiencia.

El juez estableció una fianza de 20 millones de dólares a Roeder y fijó para el 21 de septiembre el comienzo del juicio en la corte de distrito en el condado de Sedgwick. Los cargos conllevan para el acusado posible cadena perpetua. Los fiscales han anticipado que no pedirán la pena capital. Roeder podría pedir la libertad condicional después de 25 años en prisión.

Tiller había sido blanco de varias protestas en su clínica de Wichita, donde era uno de los pocos médicos en el país que practicaba el aborto a mujeres en avanzado estado de embarazo. En 1993 fue herido a tiros en ambos brazos por un activista contra el aborto.

Roeder se ha negado a hablar de su presunta participación en la muerte de Tiller y en cambio ha defendido en términos generales el homicidio justificado, al cual ha considerado en varias ocasiones como una acción aceptable para proteger a los " niños por nacer".

En la audiencia del martes, el conserje Gary Hoepner, del templo en Wichita, testificó que conversaba con Tiller cuando un hombre cruzó la puerta, puso una pistola en la cabeza del médico y le disparó. Hoepner dijo que Roeder era ese hombre.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes