Sujeto mata a tiros a dos personas en iglesia de Tenesí

KNOXVILLE, Tenesí, EU (AP). Un sujeto armado con una pistola entró el domingo a una iglesia y abrió fuego en un ataque por causas desconocidas de inmediato que dejó dos muertos y siete lesionados, informó Sterling Owen, jefe policial de la población de Knoxville.

El ataque ocurrió mientras un grupo de jóvenes realizaba una presentación escénica en la iglesia. Entre los muertos hay un hombre a quienes los testigos consideraron un héroe, por escudar con su cuerpo a otras personas.

Siete adultos resultaron heridos, pero ningún niño sufrió lesiones en la Iglesia Universalista Unitaria del Valle de Tenesí. Los miembros de la iglesia dijeron que varias personas se refugiaron debajo de los banquillos o salieron corriendo del inmueble cuando comenzó el tiroteo.

Varios miembros de la iglesia sometieron al atacante, identificado como Jim D. Adkisson, de 58 años, quien enfrenta cargos por homicidio en primer grado y permanece retenido, de acuerdo con Randy Kenner, portavoz del ayuntamiento.

Kenner dijo que la fianza de Adkisson se fijó en 1 millón de dólares, y que desconocía si el sospechoso cuenta ya con un abogado.

Uno de los occisos fue identificado como Greg McKendry, de 60 años, quien asistía desde hacía años a esa iglesia.

Barbara Kemper, miembro de la iglesia, dijo a The Associated Press que McKendry "se paró frente al atacante y recibió el tiro para protegernos a los demás".

Linda Kraeger, de 61 años, falleció en el Centro Médico de la Universidad de Tenesí, unas horas después del tiroteo, dijo Kenner.

Cinco personas seguían hospitalizadas, todas en estado crítico o grave. Otras dos fueron atendidas y dadas de alta.

Se desconoce el móvil del ataque. La iglesia, como otras universalistas unitarias, promueve el trabajo social para el progreso, la integración entre diferentes etnias y la lucha por los derechos de las mujeres y los gays.

La congregación de Knoxville ha recibido a refugiados políticos, alimentado a los desamparados y fundado una sección de la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos, de acuerdo con su página de internet.

Un miembro de la iglesia, quien llegó momentos después del tiroteo, dijo que el sujeto disparó en tres ocasiones y fue derribado. Las autoridades no especificaron cuántas personas sometieron al agresor.

"Era un grupo grande, y les agradecemos porque, sin ellos, la situación pudo haber sido mucho peor", dijo el alcalde Bill Haslam.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes