Supuesta oreja humana en salsa de tomate en Puerto Rico

SAN JUAN (AP). Las autoridades puertorriqueñas evalúan hoy lunes si la materia hallada dentro de una lata de salsa de tomate corresponde a una oreja humana, como cree la familia que la encontró.

La evidencia está en poder del Instituto de Ciencias Forenses (ICF), que se encargará de hacer los exámenes patológicos y de ADN, si es necesario, para determinar si la sustancia sólida se trata de tejido humano.

"El procedimiento es que eso se lleva a la sala de patología, y un patólogo lo examina para, en efecto, comprobar si es tejido humano. Si fuese así o el patólogo tiene una sospecha, el patólogo recomienda llevarlo a ADN para sacarle una muestra", dijo el lunes a la AP la funcionaria de prensa el Instituto.

Sin embargo, no pudo especificar en qué estatus se encuentra el análisis de la materia hallada en el interior de una lata de salsa Goya.

Representantes de la compañía Goya no reaccionaron a la información de inmediato. Dijeron que emitirán un comunicado.

La materia fue hallada por Juana Hernández, cuya familia consumió la salsa el jueves durante la cena, pero fue hasta el viernes que se disponía a utilizarla nuevamente que se percató de que algo dentro de la lata obstruía los orificios que le había hecho para que saliera el líquido, y entonces al abrir la lata es que vio la materia sospechosa.

La familia teme que la forma en que la policía manejó la evidencia pueda malograr la pesquisa del caso. Dijeron que uno de los agentes que acudió al llamado comenzó a trastear la supuesta oreja con una cuchara hasta tal punto que la mutiló y cambió su aspecto original.

El abogado de la familia, Antonio Figueroa, dijo el lunes que el agente mutiló la evidencia alegando, en son de broma, que se trataba de un pedazo de pollo. "Esto no es gracioso, imagínate que sea un acto criminal", expresó en rueda de prensa.

Figueroa incluso puso en duda los resultados de la pesquisa policial, a juzgar por la manera en que el agente manejó el caso inicialmente.

"Esto lo van a dejar en el olvido porque esta es una compañía muy poderosa (la Goya). Tenemos una pequeña duda de que se está haciendo el trabajo correctamente, de que se perpetúe la evidencia", sostuvo.

Sin entrar en detalles, Figueroa dijo que la familia tomará toda acción civil necesaria en contra de Goya para asegurarse de que una situación similar no vuelva a ocurrir.

Asimismo, envió una carta al secretario de Salud, Johnny Rullán, para pedirle que inicie una "investigación minuciosa" sobre el incidente.

Ninguno de los cinco miembros de la familia se había sometido el lunes por la mañana a un análisis médico ni se había comunicado con la empresa Goya para hacer alguna reclamación.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes