Texas: ADN arroja dudas sobre culpabilidad de hombre ejecutado

DALLAS ( AP). Un examen de ADN a una hebra de cabello ha puesto en entredicho la culpabilidad de un hombre de Texas ejecutado hace 10 años por un robo y asesinato en una licorería.

La simple hebra de cabello ha sido la única evidencia física que vincula a Claude Jones con el crimen, pero el análisis de ácido desoxirribonucleico encontró que no pertenecía a Jones y que pudo haber sido de la víctima asesinada.

Jones fue ejecutado durante los últimos meses de George W. Bush como gobernador.

Barry Scheck, co-fundador del Innocence Project, un centro jurídico de Nueva York que utiliza el ADN para intentar exonerar a reos y que trabajó en el caso de Jones, admitió que el cabello no prueba que un hombre inocente fue ejecutado. Sin embargo, sí señaló que el hallazgo significa que la evidencia era insuficiente bajo la ley de Texas para declarar culpable a Jones.

Jones, un hombre con larga trayectoria delicuencial quien negó firmemente haber asesinado al propietario de la licorería, fue ejecutado por inyección letal el 7 de diciembre del 2000 en la época en que se hacía el turbulento recuento de votos en Florida que terminó con Bush elegido presidente.

A medida que se acercaba la fecha de ejecución, Jones presionaba a la oficina del gobernador para que le concedieran permiso de que se realizara una prueba de ADN al cabello. Pero los documentos informativos que Bush recibió de parte de su personal no incluían la solicitud de la prueba, y el gobernador negó el indulto, según documentos estatales obtenidos por el Innocence Project.

" Es absolutamente indignante que nadie le dijo (a Bush) que Claude Jones estaba pidiendo un examen de ADN", señaló Scheck. " Si no se puede confiar en el personal del gobernador para que le informe, algo está realmente mal con el sistema".

Un vocero de Bush, quien se encuentra en una gira promoviendo sus memorias, no respondió de inmediato una solicitud de comentarios que le hizo la AP.

El cabello en el caso de Jones fue examinado 10 años después de la ejecución a solicitud de su hijo Duane, junto con el Innocence Project, otros grupos y la revista The Texas Observer. Los fiscales estuvieron de acuerdo en que fuera analizado.

La otra evidencia primordial contra Jones provino de uno de los dos presuntos cómplices: Timothy Jordan, quien no entró a la licorería, pero se cree que planeó el robo y proporcionó el arma. Jordan testificó que Jones le dijo que fue quien disparó.

Sin embargo, bajo la ley de Texas, el testimonio de un cómplice no es suficiente para declarar culpable a alguien y debe ser sostenido por evidencia. Esa otra evidencia fue la hebra de cabello.

" No había suficiente evidencia para declararlo culpable, y no debió haber sido ejecutado", enfatizó Scheck.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes