Texas: Iglesia rechaza controversial fotografía de un niño

DALLAS ( AP). La foto de un agente de policía golpeando a un niño cubierto de sangre y tirado en el suelo es para muchos una imagen violenta y ofensiva, que recuerda la brutalidad policial y el abuso infantil.

Pero para Jackson Potts, el niño de 10 años que la tomó, y para muchos amantes del arte, la alarmante imagen tiene un simbolismo religioso.

Jackson tomó la fotografía para una exposición recreando imágenes del Via Crucis pero los organizadores de la muestra la rechazaron, generando controversia, ya que algunos aseguran que la foto eclipsa el recuerdo de las últimas horas de Jesús durante la Cuaresma.

Jackson fue el único niño de los 15 artistas invitados a participar en la exhibición. El organizador de la muestra, Marc Brubaker, dijo que pensó que el niño podría aportar una perspectiva única.

Pero comentarios en blogs y llamadas de ciudadanos a programas radiales han puesto en duda que una imagen tan elaborada fuera realmente el trabajo de un niño.

A Jackson se le asignó representar la séptima imagen del camino al Calvario, en donde Jesús cae por segunda vez mientras carga con la cruz hasta el lugar de su ejecución. El niño, quien estudia quinto grado y toma una clase sobre símbolos religiosos en una escuela católica, decidió hacer una representación moderna de Cristo siendo golpeado por un soldado romano.

" Pensé en lo inocente que Jesús era, como un niño", dijo Jackson. " Pensé que un agente de policía era como un guarda romano".

El hermano pequeño de Jackson interpretó el papel de Jesús en la fotografía, con sangre cubriendo su cabeza y brazos. Vecinos y amigos actuaron el papel del policía y la multitud animándole a dar la paliza.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes