Texas ejecuta a reo que mató a compañero de prisión

HUNTSVILLE, Texas, EU (AP). Un pandillero de prisión violento fue ejecutado el jueves por matar a un compañero de prisión inyectándole una sobredosis de heroína hace más de 11 años.

Ricardo Ortiz, de 46 años, agradeció a su familia por el apoyo, aunque no tuvo testigos personales en la cámara de la muerte.

Fue declarado muerto nueve minutos después de recibir la inyección letal, a las 6:18 p.m.

Ortiz se convirtió en el quinto ejecutado este año en el estado más activo en materia de ejecución de la pena de muerte en el país, y fue el segundo ejecutado esta semana en Texas.

Ortiz fue condenado por inyectar una dosis fatal de heroína a Gerardo García en la cárcel del condado de El Paso. García, de 22 años, fue encontrado sin vida en 1997.

Otros reos testificaron que Ortiz obtuvo la droga el día anterior y que la inyectó a García porque su compañero en un robo de banco debía morir por haberlo delatado. Los dos estaban siendo interrogados por agentes del FBI que investigaban una serie de robos bancarios no resueltos.

Ortiz se negó a hablar con reporteros antes de su ejecución. El tenía una larga historia criminal que incluía robo, robo agravado, robo de casa y posesión de armas mortales en la cárcel, incluida una lanza hechiza utilizada para atacar a un reo.

Los fiscales señalaron que Ortiz era un miembro de alto rango de la pandilla de prisión Texas Syndicate.

Evidencia mostró que Ortiz fue arrestado en 1990, pero nunca fue juzgado, por los asesinatos estilo ejecución de dos reos en libertad condicional del área de Houston: Anthony Rosalío Acosta, de 42 años, y Jimmy López Rangel, de 29, en un desierto al sureste de El Paso.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes