Universidad revoca expulsión de alumna por minivestido

SAO PAULO ( AP). Una universidad brasileña dio marcha atrás el lunes en la decisión de expulsar a una alumna que fue humillada por cientos de sus compañeros por usar un minivestido rosado para ir a clases.

La Universidad Bandeirante (Uniban), privada, divulgó la noche del lunes un comunicado en que anunció que había revocado la expulsión de la joven Geisy Arruda, de 20 años, luego de que el gobierno pidió explicaciones y numerosos sectores repudiaron la decisión de la rectoría.

" El rector de la Universidad Bandeirante revoca la decisión del Consejo Universitario proferida el último día 6 (de noviembre) sobre el episodio del día 22 de octubre en su campus", dijo el escueto comunicado.

El ministerio de Educación de Brasil había dicho el lunes que le daba un plazo de 10 días a la universidad privada Bandeirante (Uniban), a fin de que explique la expulsión de Arruda.

La estudiante fue ridiculizada por otros estudiantes por haber ido a clases con un minivestido el 22 de octubre. Un catedrático le dio su saco para cubrirse y fue escoltada por la policía en medio de una serie de insultos y groserías.

Un video del incidente fue colocado en YouTube y rápidamente llegó a la primera plana de los diarios en todo Brasil. La decisión de la universidad de expulsar a la joven el domingo provocó una protesta generalizada la nación sudamericana y quejas de todos los sectores de la sociedad.

El ministerio dijo que dependía de lo que dijera la universidad y podría recomendar a la entidad a que reconsidere su decisión, dijo un portavoz, Murilo Milhomem.

Entre tanto, el Ministerio Público Federal (fiscalía) de Sao Paulo anunció el lunes la apertura de una investigación para determinar las circunstancias que llevaron a la expulsión de Arruda y si la joven tuvo posibilidades de defenderse.

" Es bastante preocupante la postura de la Uniban, que puede indicar que no está preocupada con la formación integral de sus estudiantes. Además, aparentemente la víctima fue transformada en culpable sin que se le permitiera presentar su versión de los hechos", dijo el fiscal para derechos ciudadanos de Sao Paulo, Jefferson Dias.

La universidad publicó el domingo un aviso en un diario, acusando a Arruda de faltar el respeto " a los principios de ética, dignidad académica y moral" de la institución, al ir a clases con ropa inapropiada. Asimismo la acusó de tener una actitud provocativa, incompatible con el ambiente universitario.

" Sólo cumplimos con nuestras normas", destacó Decio Lencioni, abogado de la universidad. " El problema no es su ropa, sino su comportamiento, su actitud".

Arruda, que estudia turismo, dijo el lunes que estaba decepcionada por su expulsión.

" Lo que más deseaba es volver a estudiar. Mi año está perdido", dijo a Globo TV. " Se trata de una gran injusticia", agregó.

La policía civil de la ciudad de Sao Bernardo do Campo, donde está situada la universidad investigará el caso y podría acusar a los estudiantes señalados de humillar a Arruda. La universidad dijo que suspendería a algunos de esos estudiantes.

La unión nacional de estudiantes de Brasil, el Colegio de Abogados y otras instituciones condenaron la decisión de la universidad.

Nilcea Freire, ministra de Políticas para las Mujeres, dijo el domingo que la decisión demuestra " intolerancia y discriminación".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes