Velo se transforma en bikini en playa sólo para mujeres

Egipto (AFP). Los cánticos islámicos dan paso a la música pop árabe y las mujeres se quitan el velo y se muestran en bikini o bañador en una playa sólo para mujeres, religiosamente correcta, en Egipto.

Bienvenido a "La Femme" ("La Mujer", en francés), en el lujoso complejo de Marina, donde las mujeres toman el sol, se broncean, bailan la danza del vientre o dan el pecho a sus hijos, protegidas de las miradas indiscretas de los hombres por hileras de palmeras.

La barrera de protección busca dar el máximo refugio a estas mujeres, que intentan sortear las limitaciones del conservadurismo cada vez más importante en este país de mayoría musulmana.

"A veces me giro y miro para atrás para asegurarme de que no hay hombres. Y, gracias a Dios, no hay ninguno", dice Safa, una sexagenaria de El Cairo, que disfruta con la privacidad del club.

"Es 'haram' (prohibido en árabe) mostrarse delante de hombres en traje de baño", explica. Por eso considera que "es una excelente idea tener una playa reservada sólo a mujeres".

La mayoría de mujeres que están en la playa son de clase alta, como Safa, que pueden pagar 14 dólares (9 euros) entre semana, y 16 dólares los fines de semana, para acceder a este club privilegiado.

Por otra parte, cada vez más mujeres egipcias, de todos los ámbitos, optan por seguir los estrictos principios musulmanes, como usar un pañuelo para cubrirse la cabeza o llevar ropa tradicional, de manga larga y cuello alto.

Sara, en cambio, de 20 años, se muestra en su minúsculo bikini, después de haberse quitado su pañuelo.

"Es maravilloso. No tenemos que soportar la mirada indiscreta de los hombres. En las playas mixtas, es insoportable", señala Sara.

En las playas mixtas, para hombres y mujeres, muchas chicas llevan el traje de baño permitido por la sharia (ley musulmana), que las cubre desde el cuello hasta los tobillos, una indumentaria que recuerda a una combinación para bucear.

El único momento que preocupa a Marwa es cuando algunos chicos intentan acercarse a la costa con sus motos acuáticas para ver a las mujeres tomando el sol.

Para garantizar toda privacidad, en la entrada del club, los guardias de seguridad controlan todas las bolsas de playa, para evitar que nadie entre con una cámara, con la que se podrían hacer fotos comprometedoras que acabasen en Internet.

"La Femme" no es la única playa reservada a mujeres en Egipto. La primera de este tipo fue la de Yachmak, creada en 2004.

En aquel momento, su fundador, Walid Mustafa, explicó a los periodistas que, al fin y al cabo, "pertenecemos a una sociedad conservadora. No podemos olvidar eso".

"Necesitamos responder a las necesidades de la comunidad", sostuvo.

Según la socióloga Dalal al Bizri, Egipto atraviesa "una especie de histeria religiosa". Playas como esta "reflejan el ambiente general" en un país donde cerca del 80% de las mujeres utiliza el velo, precisa.

Egipto fue uno de los países más liberales del mundo árabe, y el primero que concedió el derecho al voto a las mujeres, en 1956.

Pero tras el aumento del conservadurismo religioso en las últimas décadas, las mujeres que no se cubren la cabeza se han convertido en una minoría. Oficialmente, sin embargo, el uso del velo no es obligatorio.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes