Visita al médico revela que hombre fingió su muerte

LONDRES (AP). Si se supone que estaba muerto, Ahmad Akhtary nunca debió ir al médico para una consulta.

La revisión médica de Akhtary, seis meses después de que supuestamente murió en Afganistán, arruinó el intento de su ex esposa de reclamar 300,000 libras esterlinas (550,000 dólares) de un seguro de vida.

La semana pasada, durante una audiencia de la corte de Gloucester, un juez anuló las sentencias de nueve meses de cárcel para la pareja. A cambio, el juez sentenció a Akhtary a 60 horas de trabajo comunitario y a su ex esposa, Anne Akhtary, a 40 horas.

Anne Akhtary, de 43 años, confesó su intento para reclamar el pago a la compañía de seguros Norwich Union por medio de un certificado de defunción fraudulento proveniente de Afganistán.

El certificado señalaba que su esposo había muerto por un traumatismo cerebral en un accidente, pero semanas después los investigadores de Norwich Union recibieron una pista sobre la cita médica.

"Les avisaron que el médico general de Akhtary lo había visto en su clínica y que había asistido al hospital, así que no era la forma más ingeniosa de mantener una declaración falsa", dijo el fiscal James Cranfield.

Akhtary continuó viviendo normalmente en Gloucester después de su supuesta muerte, trabajando y pagando sus impuestos, agregó Cranfield.

El abogado de la señora Akhtary, Philip Warren, dijo que ella había buscado detener el engaño después que un certificado médico falso se perdió en el correo. Su ex esposo, sin embargo, consiguió otro certificado y la petición para cobrar el seguro fue enviada por segunda ocasión, dijo Warren.

Cuando dictó su sentencia, el juez Mark Horton aclaró que las reclamaciones de seguros fraudulentas son graves, pero que la pareja fue muy poco ingeniosa en su intento y aún no había gastado el dinero.

"Su intento para apropiarse del dinero fue vacilante, por decir lo menos", dijo Horton.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes