Un austríaca vivió más de 20 años secuestrada por su padre

VIENA (AFP) - Una austríaca de 42 años vivió como rehén de su propio padre durante más de 20 años en una bodega situada cerca de la localidad de Amstetten, en el este de Austria, informó la policía austríaca este domingo.

Los investigadores confirmaban así un reportaje difundido por la cadena estatal de la radiotelevisión ORF el domingo por la mañana, que hablaba de un secuestro de casi 24 años.

Al secuestro se suma la sospecha de incesto. Según la ORF, la mujer, Elisabeth Fritzl, habría tenido cuatro hijos con su propio padre.

El jefe de la policía criminal de Baja Austria espera obtener los elementos preliminares de la investigación este domingo y ha anunciado que se tomarán muestras de ADN.

Este nuevo caso de presunto secuestro salió a la luz a raíz del ingreso a mediados de abril de una joven de 19 años en estado grave en el hospital de Amstetten.

Para diagnosticar la enfermedad que padece la joven Kerstin, y que por ahora es un misterio, los médicos intentaron en vano ponerse en contacto con la madre, Elisabeth Fritzl.

El secuestro fue descubierto como consecuencia de estas pesquisas.

Según la página web Oe24 del diario Österreich, la madre está viva y recibe atención psicológica.

Austria vivió en los últimos años varios casos de secuestros espectaculares, entre ellos los de la joven Natascha Kampusch, secuestrada por un hombre durante ocho años en el sótano de una casa de las afueras de Viena, de donde logró escapar, y el de tres niñas que mantuvo recluidas su madre, con discapacidad psíquica, durante siete años.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes