Un chino detenido por comparar al presidente de Kenia con un mono

Un empresario chino fue detenido en Kenia tras haber colgado en las redes sociales internautas un video en el que compara a los kenianos y su presidente, Uhuru Kenyatta, con "monos", informó este jueves el Servicio de inmigración en Nairobi.

El ciudadano chino, quien fue identificado como Liu Jiaqi, será expulsado del país. "Su permiso de trabajo ha sido anulado y será deportado por racismo", señaló la inmigración de Kenia en su cuenta en Twitter.

En un video de dos minutos y medio colgado en Twitter y en otras redes, el empresario asiático, quien parece estar discutiendo con uno de sus empleados, profiere una serie de insultos racistas.

"Todos, todos los kenianos (...) son como monos, inclusive Uhuru Kenyatta, todos", se le escucha decir.

Después de la sugerencia de uno de sus empleados de "volver a China", el empresario respondió en un mal inglés: "aquí no está mi sitio. No me gusta este lugar, la gente es como los monos, no me gusta hablarles, huelen mal, son pobres y estúpidos, y negros. No me gustan. ¿Por qué no (como) los blancos, como los estadounidenses?".

Además agrega que se queda en Kenia sólo porque "el dinero es importante".

Los usuarios de Internet han exigido que sea procesado por la justicia y no solamente expulsado de Kenia.

Un portavoz de la embajada de China en Kenia, Zhang Gang, dijo a la AFP que este video es de junio. El hombre filmado "ya ha sido sancionado por su empresa y se disculpó con su colega de Kenia". Los dichos de este hombre "no representan la opinión de la gran mayoría de los chinos", dijo el vocero.

No es la primera vez que chinos que trabajan en Kenia son acusados de racismo.

Hace tres años, un pequeño restaurante chino de Nairobi fue cerrado por las autoridades y su dueño enjuiciado por negarse a servir a los negros al oscurecer después de las 17h00.

Este año, kenianos que trabajan en una nueva línea férrea construida por una empresa china entre la ciudad costera de Mombasa y Nairobi acusaron al personal chino y a los directivos de racismo y discriminación. Sin embargo, el propio gobierno rechazó estas acusaciones puesto que la vía en cuestión es un importante proyecto de infraestructuras por un monto de 3.200 millones de dólares.

Kenyatta participó esta semana en una gran conferencia sino-africana en Pekín, en la cual China prometió invertir 60.000 millones de dólares en el continente.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes