Un niño indio fue casado con perra para acabar maldición

NUEVA DELHI (AFP). Los miembros de una tribu del este de India casaron a un niño de 18 meses con una perra con la esperanza de acabar con lo que consideran una maldición que amenaza al pequeño, informa hoy miércoles una agencia de prensa.

Los padres del niño, Sangula, se dejaron convencer de que había que unir en matrimonio a su hijo con el can tras haber descubierto un diente suplementario en su encía superior.

Para la tribu, que vive en el Estado de Orissa, esto es un mal presagio que anuncia la muerte del bebé, ya que los ancianos de la comunidad piensan que el diente significa que el niño va a ser atacado y devorado por un tigre.

Sólo su matrimonio con una perra podía alejar la mala suerte.

Una ceremonia religiosa, en la que se incluyó la dote de la desposada, se realizó en un templo hindú del departamento de Jajpur, cuenta la agencia United Press of India (UNI). La perra llevaba anillos y una cadena de plata, como exige la tradición.

El padre de Sangula, Sanrumula Munda, afirmó de todos modos que dejaría que su hijo encuentre un día una verdadera esposa.

Las creencias y superticiones siguen sumamente extendidas en los campos de India, un gigante multicultural y multiétnico.

Así, a fines de 2007, un campesino indio de Tamil Nadu (sur) también se casó con una perra, convencido como estaba de que se le aparecían los espíritus de dos perros que había matado 15 años antes.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes