A juicio brasileño acusado de descuartizar a británica

SAO PAULO ( AP). Un brasileño acusado de asesinar el año pasado a una adolescente británica, irá a juicio el jueves en la ciudad de Goiania, con la esperanza de obtener una sentencia reducida debido a que cometió el crimen bajo el efecto de las drogas.

Mohamed D'Ali Carvalho Santos confesó haber asesinado y descuartizado a la británica Cara Marie Burke, de 17 años, y el fiscal pidió una sentencia de 30 años de prisión.

Sin embargo, el defensor de Carvalho, Odair de Meneses, dijo que una evaluación siquiátrica reveló que su cliente no era " plenamente responsable de sus actos porque estaba usando drogas en forma contínua los tres días antes del crimen".

La evaluación indicó que Santos, entonces de 20 años, usaba hasta 50 gramos de cocaína por día, e incluso inhalaba gas de cocina como estupefaciente.

Meneses anticipó que intentará obtener una sentencia de 15 años, lo que permitiría a Santos pasar más tiempo con su hijo recién nacido, antes de que el niño se haga adulto. El bebé fue concebido poco después del encarcelamiento de Santos, en julio de 2008.

Burke llegó a Goiania el año pasado después de que conoció a Carvalho y su madre, radicada en Londres. El acusado y su madre invitaron a la joven británica a realizar la visita a Brasil.

La policía ha dicho que Santos, actualmente de 21 años, mató a Burke luego de que ella amenazó con decirle a su familia que era adicto a la cocaína y que vendía droga.

Después de matar a Burke con un cuchillo, la policía dijo que Carvalho fue a un concierto de música funk y luego regresó a su apartamento donde cortó los miembros de la víctima y colocó el torso en una maleta, que arrojó en un campo en las afueras de la ciudad. Las extremidades y la cabeza fueron arrojados en un río vecino.

Las autoridades eventualmente encontraron los restos, que enviaron de vuelta a Inglaterra.

Carvalho recientemente fue sometido a una serie de pruebas siquiátricas en el centro de detención en las afueras de Goiania donde permanece recluido.

Según el sitio de internet del tribunal donde Carvalho será juzgado, las pruebas siquiátricas revelaron que Carvalho " es portador de un trastorno de personalidad antisocial que revela una perturbación de salud mental, unida a su dependencia de varias drogas".

Agrega que el acusado " expuso sentimientos de arrepentimiento, deseo de pagar por el crimen cometido y de cuidar de su familia".

El abogado de Carvalho dijo que la confesión y arrepentimiento de su cliente podrían persuadir al jurado a ser clemente con él. El jurado debe decidir si el argumento de la defensa es válido, y basado en esa opinión, el juez emitirá su sentencia.

" Creo que si él responde bien al tratamiento siquiátrico en prisión, tendrá oportunidad de reintegrarse a la sociedad después de 15 años", comentó Meneses.

El fiscal Milton Marcolino consideró que Carvalho merece la sentencia máxima de 30 años por lo que calificó como un " crimen bárbaro".

Carvalho " estaba perfectamente consciente de lo que hizo y de las consecuencias de sus actos a pesar de todas las drogas que tomó", aseguró Marcolino.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes