Una mujer rusa cambió de sexo para escapar a los acreedores

Una mujer rusa, apabullada por una deuda de 3.700 dólares, cambió de sexo para poder cambiar de identidad y de esa forma escapar a los acreedores, indicaron a la AFP oficiales de justicia de la región de Astracán, sur de Rusia.

La mujer de 38 años de edad, que se llamaba Natalia (su apellido no fue revelado) cambió de sexo y ahora se llama Andrian, constataron asombrados los oficiales de justicia al cabo de semanas de infructuosa búsqueda.

Al cabo de una larga investigación "descubrimos que la mujer no existía más y en su lugar había un hombre", dijo a la AFP Yevgenia Zarynsh, portavoz regional de los oficiales de justicia.

"Después de cambiar de sexo, el hombre recibió un pasaporte nuevo con una identidad diferente, lo que le permitió conseguir nuevos préstamos", que no pudo pagar y que lo obligan a esconderse nuevamente de sus acreedores, dijo la fuente.

De todos modos Andrian seguirá con las deudas de Natalia a cuesta, explicó Zarynsh.

"A pesar del cambio de sexo sigue siendo responsable de sus deudas. Tendrá que pagarlas. Si un deudor cree que puede salvarse de esa manera se equivoca", dijo la fuente.

Natalia/Andrian sigue prófugo, acumulando deudas y no se sabe si para salvarse de los acreedores intentará un nuevo cambio de sexo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes