ACNUR advierte de arriesgados viajes por mar a Yemen de miles de refugiados

La agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) advirtió hoy de los arriesgados cruces por mar que han efectuado en lo que va de año ya más de 100.000 refugiados para llegar desde el Cuerno de África a Yemen, pese al conflicto en ese país y las malas condiciones humanitarias.

"Ello subraya la necesidad de que haya un apoyo urgente en los países de origen y tránsito para desalentar a las personas a hacer estos viajes mortales", señaló ACNUR en un comunicado.

Un total de 105.971 personas han efectuado este viaje hasta mediados de noviembre, al cruzar principalmente el golfo de Adén.

En lo que va de año al menos 79 personas que intentaron llegar a Yemen han fallecido en el mar o se encuentran desaparecidos.

La mayoría de estos refugiados proceden de Etiopía y Somalia (88.667 y 17.293, respectivamente).

La cifra de llegadas a Yemen en lo que va de año es mayor que los 92.446 registradas el año pasado y mucho más importante que los 25.898 de hace diez años.

Esas personas huyen de sus países pese al hecho de que el conflicto yemení y la inseguridad en ese país han empeorado en los dos últimos años, destaca la agencia de la ONU.

Ésta y otras agencias han recibido además informaciones sobre abusos físicos y sexuales, privación de alimentos y agua, secuestros, extorsiones, torturas y trabajos forzados por parte de las mafias de traficantes de refugiados en la región, así como sobre detenciones arbitrarias y deportaciones.

Para refugiados recién llegados a Yemen, el acceso a los sistemas de asilo y de protección internacional en ese país está "limitado" y esas personas probablemente no puedan registrar sus solicitudes o informar de su presencia a las autoridades yemeníes, señala ACNUR.

Los refugiados e inmigrantes indocumentados pretenden o continuar su viaje a los estados del Golfo o buscar asilo en Yemen.

Otros intentan llegar a Europa al partir de Yemen a Sudán y después continuar por vía terrestre a Libia o Egipto para cruzar por mar a territorio comunitario.

El conflicto en Yemen, donde se enfrentan los rebeldes hutíes y las fuerzas de la coalición árabe que apoyan al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, hace del país un lugar poco idóneo para recibir y acoger nuevos refugiados e inmigrantes ilegales, indica ACNUR.

El conflicto tras 20 meses de duración ha generado el desplazamiento de más de 3,1 millones de personas, de los que 2,1 millones permanecen aún desplazados, de acuerdo con esta fuente.

Además, más del 80 % de la población necesita asistencia humanitaria, recuerda la agencia, que por todo ello pidió "más apoyo regional" para hacer frente a los flujos de refugiados desde sus países de origen y para recabar el 56 % de los fondos que faltan para financiar la respuesta de ACNUR en Yemen y los países vecinos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes