ALBA celebrará en Cuba sus 10 años y homenajeará a Castro y Chávez

La Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA) celebrará mañana en La Habana su decimotercera cumbre para conmemorar una década de existencia del bloque y rendir homenaje a sus fundadores, el líder cubano Fidel Castro y el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez.

La cita tendrá lugar en el Palacio de la Revolución de La Habana con la presencia de presidentes y altos funcionarios de los nueve países que integran la alianza: Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominica, Ecuador, Nicaragua, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas y Venezuela.

Se espera que los presidentes de los países bolivarianos, entre ellos el venezolano Nicolás Maduro, comiencen a llegar a la isla a partir de la tarde del sábado.

En los últimos días, los medios de comunicación cubanos (todos controlados por el Estado) han insistido en resaltar el "especial significado" de esta cumbre pues, además de los diez años del bloque, se celebran los 20 años del primer encuentro que tuvieron Fidel Castro y Hugo Chávez, en 1994.

La reunión se convertirá así en un homenaje al expresidente cubano -de 88 años y retirado del poder desde 2006 por una enfermedad- y al desaparecido líder venezolano, quienes, 10 años después de su primer encuentro, firmaron en La Habana el 14 de diciembre de 2004 el tratado constitutivo de una alianza a la que después se fueron sumando el resto de países que integran el bloque.

La ALBA nació como un mecanismo para la cooperación de los países de América Latina y el Caribe basado en la solidaridad y en la complementariedad de las economías nacionales, como una alternativa a la fallida Área de Libre Comercio para las Américas (ALCA) impulsada en su momento por EE.UU.

En su XIII Cumbre, la alianza bolivariana repasará su andadura en los últimos diez años y es previsible que se oficialice el ingreso de dos nuevos socios: las islas caribeñas de San Cristóbal y Nieves así como la de Granada.

El pasado día 2, Maduro adelantó que propondrá en esta cumbre el desarrollo de la zona económica ALBA-Petrocaribe-Mercosur, para "romper" con los individualismos de los países.

"Nosotros llevamos un plan (...) que tiene como centro fundamental el desarrollo de nuestra zona económica productiva (...) para los próximos diez años", dijo Maduro.

En la reunión de La Habana también se pretende dar impulso al Sistema Único de Compensación Regional (Sucre), una moneda virtual para los intercambios comerciales en la zona ALBA que pretende desplazar al dólar y ser un primer paso hacia una moneda común en el bloque.

El Sucre se activó en enero de 2010 y de momento Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela utilizan este sistema, al que Uruguay solicitó su adhesión en marzo de 2013.

Además del Sucre, otra de los principales iniciativas de la ALBA es el Tratado de Comercio de los Pueblos (TCP) que propone un comercio "justo", "complementario" y "solidario".

A iniciativa del Gobierno venezolano, también surgió en 2005 Petrocaribe, un mecanismo de integración energética que agrupa a 18 países de Centroamérica y el Caribe y que permite a esos socios recibir de Venezuela petróleo y derivados en condiciones ventajosas de pago.

Por otra parte, es de esperar que en la reunión de mañana salgan a relucir las nuevas sanciones aprobadas por el Congreso de EE.UU. contra Venezuela, que contemplan la congelación de activos o la prohibición de emitir visados a funcionarios del Gobierno de Caracas vinculados con los episodios de violencia y represión que vivió el país caribeño en las manifestaciones estudiantiles de febrero.

En un comunicado divulgado esta semana, los países de la ALBA rechazaron estas sanciones así como "cualquier agresión, ya sea de tipo legal, económico o político contra la República Bolivariana de Venezuela que constituye una violación del derecho internacional, así como contra cualquiera de los países miembros" del bloque.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7