Abandonan jet en Honduras

TEGUCIGALPA (AP). Las autoridades investigan el caso de un jet con matrícula mexicana procedente de Venezuela y Colombia, que fue abandonado hace dos días por su piloto en un aeropuerto de la costa atlántica de Honduras.

El King Air 200, con matrícula provisional mexicana XB-KSC, llegó el viernes al aeropuerto internacional La Mesa de San Pedro Sula, a unos 180 kilómetros al norte de Tegucigalpa, informó el domingo el jefe de fiscales Rafael Fletes. Su único tripulante era Oscar Alberto Flores López, piloto mexicano de 41 años.

"Su recorrido es extraño porque salió de México hacia Maracaibo (Venezuela), viajó a Cartagena (Colombia) donde tuvo un aterrizaje forzoso por desperfectos mecánicos. Arribó después a Maracaibo y salió con destino a La Mesa", añadió.

Fletes informó que "lo irregular es que la aeronave posee una matrícula provisional, que se venció en diciembre de 2007, y en su cabina descubrimos un documento que explica que la matrícula estaría lista en 60 días, es decir en febrero... y han transcurrido seis meses y todavía el jet sigue con su matrícula provisional".

Dijo que "el piloto fue interrogado y dio declaraciones contradictorias. Se fue al hotel para acudir de nuevo a la policía, pero huyó el sábado a México, y ahora es un fugitivo. Ignoramos quien es el dueño de la nave, quien viajó en ella o la carga que transportó en Sudamérica". Al arribar a Honduras no transportaba drogas ni ningún tipo de carga.

El jet carece de plan de vuelo, lo que es obligatorio para toda nave.

Flores López retornó el sábado a México, tras entregar el avión a la compañía Tecnologías Unidas, que se vio involucrada en un suceso similar hace dos años.

En febrero de 2007, el gobierno subastó por internet en 736.000 dólares un misterioso y lujoso avión mexicano abandonado casi un año en el aeropuerto internacional Toncontín de esta capital

Lo compró la compañía estadounidense Cashman Equipment y en la puja participaron 14 interesados, 13 de ellos de Estados Unidos y uno de Canadá, aunque sólo diez quedaron de finalistas.

El mexicano Mario Andrade Mora lo reclamó en marzo del 2006, pero no presentó suficientes pruebas de su propiedad.

Los pilotos mexicanos, Carlos Mezner y Federico Rivielo, abandonaron Tegucigalpa el 27 de febrero rumbo a su país en un vuelo comercial. Habían aterrizado la víspera casi a medianoche en el aeropuerto capitalino que generalmente está cerrado en horas nocturnas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes