Abás jura en gobierno palestino de unidad

El presidente Mahmud Abás prestó juramento el lunes en un gobierno palestino de unidad, dando un paso importante hacia el fin de una paralizante división territorial y política entre los palestinos, pero también preparando el escenario para nuevas fricciones con Israel.

Sin embargo, antes de la breve ceremonia en las oficinas de Abás en Cisjordania, hubo regateos de última hora sobre la composición del gabinete de tecnócratas, de 17 miembros, lo que parece indicar que persistirán las tensiones entre los que han sido políticos rivales desde hace mucho tiempo.

El grupo militante islámico Hamas, que le arrebató la Franja de Gaza a Abás en 2007, había exigido que él revirtiera una decisión de eliminar del gobierno el cargo de ministro de asuntos de prisioneros.

Apenas unos minutos antes del inicio de la ceremonia de toma de posesión, funcionarios de Hamas anunciaron que el conflicto había sido resuelto, aunque no quedó clara de inmediato la naturaleza del acuerdo.

La formación de un gobierno de unidad es el paso más importante hasta ahora para poner fin a una división política que ha debilitado los intentos palestinos por formar un estado en Cisjordania, Gaza y Jerusalén Oriental, tierras que Israel capturó en 1967.

Después que tomó el poder en Gaza en 2007, Hamas estableció su propio gobierno en ese territorio, dejando a Abás sólo con las zonas autónomas de Cisjordania. Abás consideró la pérdida de Gaza como una mancha en su presidencia.

"Hoy declaramos el final de la separación y la recuperación de la unidad de la patria y de las instituciones", dijo Abás en un discurso grabado y transmitido después de la ceremonia de posesión en la televisión palestina.

"Esta página negra de nuestra historia se ha cerrado para siempre y nunca volverá", agregó.

Hamas hizo expresiones similares.

"Podemos decir ahora que la división quedó atrás ", dijo Sami Abu Zuhri, portavoz de Hamas en Gaza, quien agregó que los palestinos "tienen grandes retos por delante para borrar las huellas de la división".

El nuevo gabinete será temporal y deberá preparar las elecciones generales de 2015, aunque hay indicios de que ninguna de las partes está ansiosa por buscar tal votación pronto.

Durante los últimos siete años, los intentos de conciliación han fracasado repetidamente. Ninguna de las partes lucieron dispuestas a hacer concesiones significativas, a pesar de que muchos palestinos están disgustados con la división.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada