Abogado sin experiencia penal investigará corrupción de Odebrecht en Colombia

La Corte Suprema de Justicia eligió este jueves a un académico sin experiencia en asuntos penales como fiscal especial en las investigaciones de la trama de corrupción de Odebrecht en Colombia.

El abogado y profesor universitario Leonardo Espinosa asumirá el delicado expediente en lugar del fiscal y su vice, quienes se declararon impedidos por conflictos de intereses para indagar la red de sobornos de la multinacional.

En un comunicado, el alto tribunal anunció su elección tras examinar la terna de candidatos que le envió el presidente Iván Duque.

Espinosa asumirá "como fiscal ad hoc para los expedientes sobre los sobornos de la multinacional brasileña Odebrecht", señaló la corte.

Prácticamente desconocido a nivel público, Espinosa tiene una trayectoria académica de 28 años y es investigador especializado en derecho mercantil internacional, según el perfil publicado por el gobierno.

Fue "uno de los primeros colombianos que habló del levantamiento del velo corporativo para investigar la responsabilidad penal" de las empresas, justificó Duque en su momento.

El nuevo investigador en el caso Odebrecht se ocupará de este expediente en momentos en que Estados Unidos inició una pesquisa paralela contra el socio de la firma brasileña en Colombia, un conglomerado financiero liderado por el hombre más rico del país, el banquero Luis Carlos Sarmiento.

El caso tomó un giro dramático tras la muerte el 8 de noviembre de Jorge Enrique Pizano, auditor del consorcio que formó Odebrecht junto con Corficolombiana para la construcción de una vía destinada a comunicar el centro con el norte del país.

Pizano fue víctima de un presunto infarto, pero tres días después falleció también su hijo, envenenado con el cianuro que bebió de una botella de agua que encontró en el escritorio de su padre. Ambas muertes están bajo investigación.

Pizano dejó grabada una entrevista póstuma que compromete al entonces abogado y hoy fiscal general, Néstor Humberto Martínez, y a la empresa del banquero colombiano.

Sus declaraciones sugieren que Martínez supo de las coimas de Odebrecht y no las denunció. El ahora jefe de la fiscalía se desempeñaba entonces como abogado de Corficolombiana.

En 2016, la firma brasileña reconoció ante la justicia estadounidense haber obtenido jugosos contratos mediante sobornos a políticos, en una práctica que siguió en 12 países, incluido Colombia.

Hasta el momento, seis personas han sido condenadas por este escándalo en el país, donde se pagaron coimas por al menos 32,5 millones de dólares.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes