Abogados examinan video de prisioneros Guantánamo

Estados Unidos ha insistido en que solamente emplea métodos humanos para mantener con vida a los prisioneros en huelga de hambre en la base naval de Guantánamo. Sin embargo, esa afirmación está siendo blanco de nuevo escrutinio tras una orden judicial.

Abogados de un prisionero sirio han comenzado a estudiar horas de video en el que se ve cuando le sacan su celda, colocado en una silla de sujeción y alimentado por tubo con nutrientes líquidos.

Los abogados buscan evidencia de lo que el prisionero Abu Wa'el Dhiab ha dicho fue alimentación forzosa abusiva, equiparable a tortura, durante los meses en los que ha participado en una huelga de hambre que llamó la atención del presidente Barack Obama y llevó a un nuevo esfuerzo para cerrar la prisión en esta base estadounidense.

En mayo, la jueza federal Gladys Kessler dijo que el método usado para alimentar a Dhiab causó "sufrimiento innecesario". La jueza emitió una orden temporal prohibiendo el uso de ese método.

Kessler levantó la orden la semana pasada para no poner en peligro la vida de Dhiab por falta de alimentación, pero le ordenó a las fuerzas armadas que entregasen 34 videos en los que se ve a Dhiab siendo sacado de su celda y alimentado. La jueza ordenó una audiencia para el miércoles para discutir el estatus del caso.

"Es realmente modesto pedirle a una corte que ordene a nuestras fuerzas armadas que no torturen a esos hombres", dijo el abogado Jon Eisenberg sobre Dhiab y otros que han sido alimentados a la fuerza por medio de tubos nasales mientras están en huelga de hambre.

Los abogados, a quienes no se ha permitido presenciar el procedimiento, esperaban estudiar unas 10 horas de videos el fin de semana en un lugar especial para ver evidencia secreta cerca del Pentágono. Planean además solicitar videos de otros tres prisioneros.

"Por supuesto, anticipo que será terrible", dijo Cori Crider, miembro del equipo jurídico. "Ellos dicen que es humano, pero contrasta totalmente con lo que Dhiab y decenas de otras personas me han informado".

Funcionarios militares, que describen la huelga de hambre como un ardid de propaganda, rechazan la frase "alimentación forzosa". Afirman que el video sólo mostrará guardias y personal médico que cumplen con su trabajo en una situación difícil.

"Nosotros no alimentamos por la fuerza a nadie", declaró el general de la Infantería de Marina, John F. Kelly, que supervisa la prisión como titular del Comando Sur de Estados Unidos.

Guantánamo ha registrado huelgas de hambre desde poco después de que se instalara ese lugar de un centro de detención en 2002 para retener e interrogar a individuos presuntamente vinculados con al-Qaida y el Talibán.

La utilización de una silla de sujeción para alimentar por la fuerza a un prisionero comenzó a principios de 2006, durante una huelga de hambre colectiva cuyo agravamiento había preocupado a las autoridades ante la posibilidad de que pudieran fallecer algunos de los participantes.

El ejército aplica una versión modificada de un procedimiento de la Oficina Federal de Prisiones: se sujeta al prisionero con correas, se le inserta un tubo flexible en una fosa nasal y se le envían nutrientes líquidos al estómago, ordinariamente Ensure o algún producto similar.

En febrero de 2013, dio inicio una nueva huelga de hambre. En su momento de mayor intensidad, se amplió a más de 100 de los 154 prisioneros de aquel entonces, aunque se diluyó gradualmente.

Entre los participantes, según los abogados, se encontraba Dhiab, de 42 años, contra quien nunca se ha presentado cargo alguno y que desde 2009 ha sido candidato a excarcelación y reubicación si Estados Unidos puede encontrarle algún lugar.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7