Abortos aumentan en China, en especial entre mujeres jóvenes

XI'AN, China (AP). Un camellón cubierto de hojas en la Avenida de la Paz Eterna esconde un secreto lúgubre: numerosos fetos yacen en tumbas sin nombre frente a una clínica de abortos en esta ciudad antigua del centro de China.

El personal de la clínica pequeña, ubicada en la parte central de la ciudad, no sepulta a la mayoría de fetos, sólo aquellos que alcanzaron tres o cuatro meses de desarrollo y ya tenían la forma de bebés miniatura.

"(Fetos) de este tamaño", dijo la anestesióloga Liu Jianmin, quien señaló con su pulgar y dedo índice una dimensión similar a la de un lápiz labial.

Se efectúan las inhumaciones como un gesto de respeto por la vidas interrumpidas, pero de esto no se informa a las pacientes, dijo Liu.

Las empleadas de la clínica sepultan los fetos. Es un secreto escondido a la simple vista, similar al aumento de las interrupciones del embarazo entre mujeres jóvenes y solteras en China.

Aunque es difícil conseguir estadísticas integrales, las cifras oficiales muestran un aumento en el número de abortos en el gigante asiático. La prensa y expertos en China coinciden en señalar que muchas de las mujeres que acuden a abortar, si no es que la mayoría, son jóvenes y solteras.

La tendencia constituye un cambio respecto del pasado, cuando el gobierno aplicaba el aborto para hacer válida su política de un sólo hijo por pareja.

Hoy día, el estudiantado constituye un cliente cautivo: el Hospital de la Mujer Moderna en Beijing ofrece un aborto en 880 yuanes (130 dólares) mediante el plan "Seguro y Fácil A+" que incluye un descuento con subsidio gubernamental.

Otras instituciones que realizan interrupciones del embarazo tienen espacios de publicidad en libros de texto.

Según cifras del gobierno, en el 2008 se efectuaron 9,2 millones de abortos, un incremento sobre los 7,6 millones en el 2007.

Sin embargo, la cuenta sólo abarca hospitales y la prensa estatal asegura que el total podría alcanzar 13 millones de abortos. Si la cifra es correcta, China figuraría entre las naciones que registran la mayor tasa de interrupciones del embarazo en el mundo.

Los expertos atribuyen el alto número de abortos a las actitudes liberales nuevas hacia las relaciones sexuales premaritales y una educación sexual mala.

Por otra parte, los trámites burocráticos y el estigma social disuaden a las mujeres solteras a tener un hijo sin marido y la ley sólo permite el matrimonio a las féminas hasta que tienen 20 años, lo que prácticamente vuelve insólitos los embarazos de adolescentes.

Estos factores y que no se estigmatice la llamada "interrupción artificial del embarazo" han contribuido a que esta práctica se convierta en una opción relativamente barata y a la mano para el control de la natalidad en China.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes