Absueltos agentes en muerte de hombre en Santa Ana

Dos policías de California a quienes grabaron en un violento enfrentamiento con un desamparado mientras trataban de arrestarlo fueron absueltos el lunes de cargos de asesinato.

Fue un caso poco común en que los agentes fueron acusados de una muerte durante el cumplimiento del deber. Uno fue acusado de asesinato.

Los jurados demoraron menos de dos días en llegar al veredicto.

El arresto fue grabado en un video de vigilancia de 33 minutos que fue la prueba clave en el juicio, y que mostró a Kelly Thomas luchando con seis policías, quienes lo golpearon, le aplicaron descargas eléctricas con una pistola mientras estaba en el suelo, pidiendo por su padre una y otra vez

Manuel Ramos, ex agente de la Policía de Fullerton, fue absuelto de asesinato en segundo grado y homicidio involuntario en la muerte de Thomas en 2011.

El ex cabo Jay Cicinelli fue absuelto de homicidio involuntario y uso excesivo de la fuerza.

Cuando se leyó el veredicto, los asistentes se mostraron asombrados. Cicinelli, de 41 años, se enjugó lágrimas, y Ramos, de 39, inclinó la cabeza y se frotó las sienes antes de voltearse hacia sus partidarios e guiñarles un ojo.

El abogado de Cicinelli golpeó dos veces la mesa antes de abrazar a su cliente.

El padre de Thomas se mantuvo sentado incólume mientras la madre sollozaba.

Tony Rackauckus, fiscal de distrito del Condado Orange, quien llevó el caso personalmente, dijo después de los veredictos que se desestimarán los cargos contra Joseph Wolfe, un tercer agente que estaba esperando juicio.

Los padres de Thomas criticaron el veredicto a la salida del tribunal.

"Estoy horrorizada", dijo Cathy Thomas. "Mató a mi hijo y se salió con la suya".

Ron Thomas dijo que el veredicto da a la policía "carta blanca" para abusar de la gente.

"Todos tenemos que tener ahora mucho miedo", dijo.

"Ahora los policías nos pueden golpear, matar, hacer lo que quieran, y se ha probado que se salen con la suya

"Estamos destrozados por dentro... Duele, duele mucho", dijo.

John Barnett, el abogado de Ramos, dijo que los jurados cumplieron su deber.

"Estos agentes de paz estaban cumpliendo su deber", dijo. "Hicieron lo que les enseñaron a hacer y no había malas intenciones en sus corazones".

La defensa dijo que Thomas comenzó la confrontación al negarse a obedecer las órdenes de los policías, tanto que pidieron refuerzos varias veces. En un momento, dijeron los abogados defensores, Thomas trató de echar mano a la pistola eléctrica de Cicinelli

Ron Thomas ha dicho que su hijo sufría de esquizofrenia y no entendía a los agentes.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7