Activistas elevan a 58 el número de muertos ayer por bombardeos en Alepo

Al menos 58 personas murieron ayer, entre ellas once menores, por bombardeos efectuados principalmente por las fuerzas del régimen contra la ciudad septentrional de Alepo y su periferia, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El ataque más mortífero se produjo en el barrio de Maadia, donde al menos veinte personas perdieron la vida en un ataque aéreo de los efectivos gubernamentales.

En el distrito de Shaar, otras 17 personas perecieron en un bombardeo de helicópteros gubernamentales, que lanzaron barriles de explosivos.

Asimismo, hubo dos víctimas mortales en un ataque similar en el área de Tariq al Bab, diez en los barrios de Ansari y Al Sukari y tres en la población de Al Bab, en la periferia de Alepo.

Por otro lado, al menos seis personas murieron por el impacto de proyectiles de mortero en las zonas de Manshia, Abara y Tariq Kalab, bajo control gubernamental.

La agencia de noticias oficial Sana aumentó a siete el número de fallecidos por la caída de esos cohetes y culpó a "terroristas", como el régimen denomina a sus opositores.

En los últimos días, decenas de personas han perecido en Alepo, la mayor localidad del norte de Siria, por el lanzamiento de proyectiles de mortero y en bombardeos.

Ayer, la ONG Médicos sin Fronteras (MSF) denunció que los hospitales de Alepo están saturados tras la ola de ataques aéreos de los últimos días.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes