Acuerdo entre Irak y EU en fase final

BAGDAD (AP). Los gobiernos de Bagdad y de Washington se han puesto de acuerdo sobre el borrador final de un pacto de seguridad que permitirá a las tropas norteamericanas quedarse en esta nación árabe hasta el 2011, informó el sábado un asesor del primer ministro Nuri al-Maliki.

El asesor, que pidió no ser identificado debido a la delicadeza del tema, dijo que el pacto permitirá que los soldados estadounidenses permanezcan en Irak tres años más, una vez expire el 31 de diciembre de 2008 el mandato otorgado por las Naciones Unidas.

Posteriormente, el ministro de Transportes, Amir Abdul-Jabbar, dijo que la secretaría del gabinete le había notificado que se convocó a una reunión el domingo para que los ministros votaran sobre el acuerdo. Añadió que aguardaba un ejemplar en árabe del borrador final.

Según el asesor de al-Maliki, copias del acuerdo serán distribuidas a miembros del gabinete en las próximas horas del sábado. El proyecto de pacto sería puesto a votación en una reunión de emergencia el domingo o el lunes.

El funcionario iraquí dijo que existe "una buena posibilidad" de que el proyecto sea aprobado por dos terceras partes del gabinete de 37 miembros.

Si se concreta la aprobación, el acuerdo deberá ser sometido a votación en el parlamento de Irak.

El viernes, el dirigente chiíta Muqtada al-Sadr reiteró sus amenazas de atacar a las fuerzas estadounidenses si éstas se quedan en Irak hasta el 2011.

La amenaza de al-Sadr apareció en una declaración emitida por el religioso con sede en Irán y que fue leída a sus simpatizantes durante las oraciones del viernes en el barrio de Ciudad Sadr, de mayoría chiíta, en Bagdad, y en la ciudad de Kufa, al sur de la capital.

"Repito mi llamado a a las fuerzas de ocupación para que salgan de la tierra de nuestro amado Irak, sin mantener bases o firmar acuerdos. Si se queda, exhorto a los honorables combatientes de la resistencia... a dirigir sus armas exclusivamente contra el ocupante", dijo al-Sadr.

Por otra parte, en la ciudad sagrada de Nayaf, un funcionario cercano al gran ayatola Ali al-Sistani dijo que el religioso nacido en Irán prometió "intervenir directamente" si la versión final del acuerdo viola la soberanía del país.

Al-Sistani tiene una gran influencia entre la mayoría chiíta de Irak y el acuerdo no tendrá posibilidad alguna de ser aprobado en el parlamento si él declara públicamente su oposición.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes