Acusaciones de persecución de expresidente Toledo generan indignación en Perú

Indignación generó hoy en sectores políticos de Perú las declaraciones del expresidente Alejandro Toledo (2001-2006), en entrevista con Efe, sobre una presunta persecución política en su contra, tras la denuncia de haber recibido un soborno de 20 millones de dólares de la empresa brasileña Odebrecht.

"Escuchar a Toledo es reconfirmar lo mentiroso, descarado y fresco que es este tipo, produce más que indignación", escribió la presidenta del Congreso, Luz Salgado, en su cuenta en Twitter.

La reacción de la legisladora de Fuerza Popular, la principal fuerza de oposición en el país y mayoría en el Parlamento, respondía a las declaraciones de Toledo de que Keiko Fujimori, lideresa de aquel partido, está detrás de una persecución política en su contra.

Según Toledo, el fujimorismo lo quiere "desaparecer del cuadro, para que no impida la (hipotética) elección de Keiko Fujimori, que ahora ya comienza a competir con su hermano Kenji, dependiendo del papá (el sentenciado expresidente Alberto Fujimori)".

Asimismo, el legislador fujimorista Héctor Becerril criticó las palabras de Toledo, que también acusó a su partido de presionar al Gobierno del presidente, Pedro Pablo Kuczynski, y de haber copado el Poder Judicial con jueces afines.

"Yo no sé si ha estado sano o ebrio durante esa entrevista. Si va a decir que desde el Congreso manejamos el Poder Judicial, que diga nombres y denuncie. Eso es solo producto de su afiebrada y etílica imaginación", declaró Becerril al diario El Comercio.

El portavoz de Fuerza Popular, Luis Galarreta, declaró a Canal N que "en lugar de estar echando la culpa a Keiko Fujimori, (Toledo) debería asumir sus desgracias y delitos en el Poder Judicial".

El parlamentario fujimorista afirmó que el exmandatario "está protegido por cinco de sus exministros, entre ellos el presidente (Kuczynski)", que fue su primer ministro y titular de Economía.

Por su parte, el exvicepresidente de la República durante la gestión de Toledo, Raúl Diez Canseco, declaró a RPP Noticias que "si le quedaba un amigo en el Perú, ya lo perdió", al expresar su decepción por haber acusado al Gobierno de Kuczynski de desatar una persecución en su contra.

"Qué fácil es tirar la piedra y esconderse en el extranjero, y comenzar a tirar con metralleta barro a todo el mundo. Es una cosa vergonzosa porque le echa barro no solo al presidente, sino al Perú, un país que necesita inversión extranjera y seguridad jurídica", declaró Diez Canseco.

En tanto, el presidente del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez, descartó categóricamente que exista una "persecución política" contra el expresidente Toledo y afirmó que es él mismo quien está "politizando" su caso con sus declaraciones y su negativa a participar en el proceso.

"¡A mí no me quieren juzgar, me quieren colgar! (...) ¿Ud quiere que yo regrese a la prisión sin ser escuchado ni notificado? ¿A dónde está el debido proceso? (..) ¿Que yo regrese a la cárcel? (...) ¿Quiere usted que quede yo 30 años en la cárcel?", se preguntó el exmandatario en la entrevista dada en Nueva York sobre el pedido de detención preventiva.

Rodríguez consideró "una equivocación" de Toledo el presentar así el caso que se sigue en su contra y explicó que, entre otras cosas, el pedido internacional de captura y el de prisión preventiva que pesan contra él son "provisionales" y se deben precisamente a su negativa a participar en el proceso.

El juez recordó además que en Perú los jueces no son designados por el Congreso de la República, ni por el Poder Ejecutivo, sino que son nombrados por un órgano constitucional autónomo.

Toledo está comprendido en la investigación abierta por la Fiscalía sobre los presuntos sobornos por un total de 29 millones de dólares entregados por Odebrecht para adjudicarse obras en Perú entre 2005 y 2014, en un periodo que comprende su gobierno y los de Alan García (2006-2011) y Ollanta Humala (2011-2016).

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada