Acusan a hermano de Uribe de liderar grupo paramilitar

BOGOTA ( AP). Un oficial retirado de la policía aseguró el lunes que un hermano del presidente Alvaro Uribe encabezó en los 90, desde una finca familiar, un escuadrón de la muerte, pero advirtió que carece de pruebas que impliquen al mandatario en la actividad del grupo paramilitar.

El mayor retirado de la policía nacional Juan Carlos Meneses Quintero, de 42 años, dijo que conoció de las actividades ilegales de Santiago Uribe, hermano del jefe de estado, porque él mismo recibió pagos mensuales por ser permisivo con el accionar del grupo ilegal.

" En ningún caso de estos (asesinatos) yo actué...Yo lo único que hacía era colaborarle al grupo y a Santiago, pero yo nunca participé...mi función era colaborarles" al dejar operar a los paramilitares, agregó Meneses en una entrevista telefónica con The Associated Press.

Se intentó conocer una reacción o comentario de Santiago Uribe pero nunca respondió.

Consultado por reporteros en el palacio de gobierno sobre el caso, el jefe de estado sólo replicó que no había leído los reportajes de prensa como el del The Washington Post, que primero dio cuenta de las denuncias de Meneses el domingo por la noche en su sitio de internet.

" Yo no leo los periódicos internacionales", dijo Uribe, de 57 años, sobre los artículos en torno a su hermano varón menor, de unos 50 años.

El ex policía, quien dijo estar refugiado en Venezuela desde octubre pasado, también aclaró que contra el jefe de estado no tiene ninguna prueba o evidencia que lo vincule con las presuntas actividades ilícitas de su hermano.

" Yo contra Alvaro Uribe no tengo nada...absolutamente nada", aseguró Meneses, quien dijo que vivía en Venezuela --con su esposa y cuatro hijos varones-- con su pensión policial y un negocio de venta de autopartes.

María Jimena Duzán, columnista de la revista Semana y otros medios, aseguró que desconocía si lo que decía Meneses era cierto o no pero que se trataba de Santiago Uribe " el hermano consentido del presidente y si el presidente no sabía me parecería rarísimo".

" De todos modos es muy vergonzoso tener a un hermano en esas condiciones" de estar bajo esas acusaciones, dijo Duzán en diálogo telefónico.

Según la versión de Meneses, en 1994 llegó como comandante de la policía al municipio de Yarumal, en el departamento de Antioquia y a unos 300 kilómetros al noroeste, y de inmediato conoció a Santiago Uribe, quien era uno de los copropietarios de una finca en la zona llamada " La Carolina", un criadero de toros de casta.

De acuerdo con Meneses, Santiago Uribe, a cambio de un pago mensual de entre 600 y 750 dólares, le pidió que colaborara con un grupo paramilitar que él tenía en la zona y que se dedicaba a matar a atracadores, consumidores de droga y cuatreros.

El hermano del presidente tenía en la finca " La Carolina" un campo de entrenamiento físico donde Meneses alguna vez vio hasta 15 hombres enfundados en uniformes militares que portaban fusiles AK-47 y los R-15.

Según Meneses, quien aceptó la oferta, al escuadrón de la muerte, al que se conoció en los medios de comunicación como " Los 12 Apóstoles", se le pueden imputar más de 50 asesinatos.

"Casi todas las personas que cometieron los asesinatos, también fueron asesinadas", dijo.

" Todos los sicarios que trabajaban al mando de Santiago Uribe, todos fueron muertos, todos fueron desaparecidos", añadió.

Y Meneses, al reconocer su responsabilidad en el caso y ante la eventualidad de que pueda ser incriminado en Colombia, indicó: " Es preferible eso que terminar asesinado por la familia Uribe", indicó.

Apenas cuatro meses después de estar en Yarumal, Meneses dijo que salió del poblado y pasó por varios comandos hasta que solicitó su retiro voluntario de la policía en el 2004. De inmediato, dijo, comenzó a recibir llamadas amenazantes en las que una voz de hombre le advertía cuidarse en caso de que llegara a revelar datos de las operaciones del supuesto comando de sicarios.

" El cargo de conciencia es innegable, las amenazas, otro rol fundamental también, las persecuciones...Al que intente hablar algo de la familia Uribe lo desaparecen, lo asesinan", dijo Meneses al ser interrogado sobre porqué se decidió a hablar después de más de 16 años de los presuntos hechos.

En 1995 tras estallar un escándalo en la prensa sobre el supuesto grupo de sicarios, la Fiscalía se abstuvo de abrir investigación formal contra Santiago Uribe con el argumento de que no había pruebas suficientes y contundentes para hacerlo.

Diez años después, por petición del hoy candidato a la presidencia por el izquierdista partido Polo Democrático Alternativo, Gustavo Petro, la Fiscalía ordenó revisar la decisión, pero un fiscal delegado ante la Corte Suprema llegó a la conclusión de que en ese momento la decisión había sido ajustada a la ley.

Ahora, tras la declaración de Meneses y por prueba sobreviniente, el auto inhibitorio de Santiago Uribe puede ser revocado.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes