Acusan de homicidio a policía por tragedia en discoteca

MEXICO (AP). El jefe policial que dirigió una malograda operación en una discoteca local enfrenta 12 cargos de homicidio, uno por cada uno de los jóvenes y agentes que murieron en la acción, dijeron los fiscales el miércoles.

El procurador de Justicia de la ciudad de México, Rodolfo Félix Cárdenas, indicó que la institución se dispone a presentar las acusaciones contra el mando policial Guillermo Zayas por no impedir la maniobra descontrolada del viernes, en que unos agentes forzaban a jóvenes para que salieran de la discoteca al mismo tiempo que otros policías les impedían salir.

Los clientes del lugar, principalmente menores, quedaron atrapados entre ambos grupos policiales, y nueve de ellos murieron asfixiados cerca del acceso angosto de la discoteca, al igual que tres policías.

Aunque no se ha probado que Zayas ordenó a la policía que cerrara las puertas de la discoteca o que contuviera la salida de los jóvenes, sí está demostrado que "nunca dio la orden" para que los agentes que "formaban el muro de contención permitieran salir a los jóvenes", señaló Félix Cárdenas en conferencia de prensa.

Esa decisión, añadió, "habría permitido que los menores pudieran salir del interior y con ello evitar la producción de los lamentables resultados, 12 muertes".

Otros siete funcionarios policiales de la ciudad podrían enfrentar acusaciones similares, indicó.

Unos 200 policías llegaron a la discoteca la tarde del viernes para detectar la posible presencia de drogas y venta de alcohol a menores. La mayoría de los clientes eran menores, aunque en el lugar se vendía alcohol. Las investigaciones iniciales insinúan que las malas condiciones de la discoteca, como el hacinamiento y la obstrucción de la salida de emergencia, así como los errores de la policía, causaron la tragedia. La víctima más joven tenía 13 años.

La policía comenzó a permitir la salida de los jóvenes para llevarlos a autobuses a fin de conducirlos a estaciones policiales. Sin embargo, al parecer los agentes dejaron de permitir la salida cuando se llenaron los autobuses dispuestos.

El propietario del lugar y un empleado enfrentan cargos de corrupción de menores, y podrían enfrentar otras acusaciones por violaciones al reglamento que regula estos establecimientos. La edad legal para ingerir bebidas alcohólicas en la ciudad de México es de 18 años.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada

¿Quieres comer en los mejores restaurantes?

Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes