Advierten que Sendero Luminoso se hace fuerte

LIMA ( AFP). La frecuencia de los recientes ataques de la guerrilla de Sendero Luminoso, que dejó 4 militares muertos en 10 días en una zona cocalera de Perú, revela un fortalecimiento de la organización y una falta de estrategia para enfrentarla, advirtieron el jueves políticos y analistas.

La percepción de que la lucha antiguerrilla y antidrogas sufre reveses se agudizó tras la muerte del piloto y copiloto de un helicóptero militar M17 de transporte, derribado por senderistas el miércoles en el este de Perú.

" Hay que declarar el área como zona de combate y evacuar a la población civil para así poder terminar con estos delincuentes narcoterroristas", reclamó el vicepresidente Luis Giampietri.

" Estamos mal en la parte militar. Vivimos un cúmulo de errores desde hace una década. Las guerras se luchan bajo un solo criterio de comando unificado", admitió el vicepresidente peruano.

Giampietri, almirante en retiro y cabeza visible del ala dura del gobierno, resaltó que " la solución pasa por incrementar el presupuesto militar para la compra de armamento moderno, como helicópteros blindados".

" Se requiere inteligencia táctica y no hay. Se necesitan fuerzas especiales móviles, reducidas. La actual estrategia está completamente equivocada", dijo Fernando Rospigliosi, crítico del gobierno y ex ministro del Interior (2002).

" Dejar la estrategia en manos de militares incompetentes nos está llevando al desastre en una zona geográfica que no controla el ejército", acotó Rospigliosi.

" Sendero no está en gran crecimiento, aunque ha crecido su número de armas y la moral debe estar alta por las victorias que están obteniendo", indicó.

El ex ministro afirmó que Sendero Luminoso " subsiste gracias al narcotráfico en dos zonas (cocaleras): en el Valle de los ríos Apurímac y Ene (Vrae, este) y en el Alto Huallaga (noreste)".

El ex jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, almirante en retiro Jorge Montoya, defendió la estrategia en curso y vaticinó que en 5 años se podrá derrotar a los remanentes de Sendero Luminoso en el Vrae.

" Se puede acabar con el terrorismo en 5 años si se mantiene el nivel de recursos. El narcotráfico continuará, es más complejo. El objetivo principal es acabar con los remantes terroristas y minimizar el narcotráfico", dijo Montoya citado por agencia estatal Andina.

" En este tipo de guerra lo fundamental es ganarse a la población para obtener información de inteligencia en el terreno", expresó José Robles, del Instituto de Defensa Legal, una ONG a la cual el gobierno crítica por defender los derechos humanos.

Los ataques y emboscadas en el Vrae dejaron 4 muertos desde el 26 de agosto pasado y al menos media docena de militares heridos sin que se conozca con exactitud la cifra de víctimas entre las columnas rebeldes.

El gobierno atribuye los enfrentamientos a remanentes de Sendero Luminoso, aliados con el narcotráfico, un sector en alza en Perú, segundo productor mundial de cocaína con 308 toneladas anuales (2008), lo que representa en el mercado un cifra millonaria pues en la calle el gramo vale 100 dólares.

El jefe histórico de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, había negado este año desde su prisión que el grupo senderista que opera en supuesta alianza con el narcotráfico tuviera relación con la organización que fundó.

El conflicto interno peruano (1980-2000) dejó 70,000 víctimas, entre muertos y desaparecidos, según estableció una Comisión de la Verdad y Reconciliación.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes