Afganistán y EU presionan a la OTAN

Budapest(AFP). Afganistán, apoyado por Estados Unidos, pidió, hoy jueves, ayuda activa a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en la lucha contra el tráfico de droga que permite a los talibanes financiar su insurgencia.

"Quisiera que la OTAN apoyara nuestros esfuerzos en el marco de la campaña contra el tráfico de estupefacientes. Es lo que voy a pedir", declaró el ministro afgano de Defensa, Abdul Rahim Wardak, antes de un almuerzo con sus homólogos de los 26 países de la Alianza Atlántica reunidos en Budapest.

Afganistán produce el 92% del opio y la heroína consumidos en el mundo y los talibanes financian ampliamente su resistencia contra el gobierno del presidente Hamid Karzai gracias a ese tráfico.

De su lado, el secretario norteamericano de Defensa, Robert Gates, brindó su apoyo el jueves al pedido afgano.

"El tráfico de droga no es sólo corrosivo para la buena gobernanza, a raíz de su contribución a la corrupción, sino que también financia directamente a la gente que mata a los afganos, los norteamericanos y nuestros socios de la coalición", dijo Gates en Budapest.

Según Gates, los talibanes obtienen "por lo menos entre 60 y 80 millones de dólares anuales" del tráfico de droga.

El comandante en jefe de la OTAN, el general estadounidense John Craddock, también quiere que la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), presente en Afganistán, se involucre en operaciones de ese tipo.

El general estadounidense ya advirtió que haría "todo lo posible para convencer a los dirigentes políticos de la OTAN" de que protejan a los 50.000 soldados de la ISAF destruyendo la capacidad de los talibanes para adquirir armas y explosivos, porque es "un deber moral".

La OTAN no quiso involucrarse hasta el momento en acciones de erradicación de la droga, por temor a enfrentarse a la población rural que vive del cultivo de la amapola.

Pero Gates dijo que no se trata de que la OTAN arrase los cultivos de amapola, sino de que ayude a desmantelar los laboratorios y a interceptar los transportes.

La cuestión divide a los miembros de la OTAN, ya que Alemania, España e Italia se oponen por temor a que la ISAF se aleje de su misión y provoque más víctimas civiles.

Para lanzar a sus soldados en ese tipo de intervención, la ISAF tendría que modificar levemente su plan operativo, lo que requiere la unanimidad de los 26 miembros de la OTAN.

Lejos de debilitarse, la insurreción talibán se ha endurecido en los últimos dos años, con emboscadas y atentados que dejan unos 20 muertos por mes en las filas de las fuerzas internacionales.

Dos responsables militares descartaron en los últimos días una victoria militar contra los talibanes.

"No vamos a ganar esta guerra. Se trata de reducir el conflicto a un nivel de insurrección que no constituya una amenaza estratégica y pueda ser controlado por el ejército afgano", declaró en una entrevista al diario Sunday Times, el general británico Mark Carleton-Smith, el más alto mando de ese país en Afganistán.

El jefe del Estado Mayor de las fuerzas francesas, general Jean-Louis Georgelin, declaró el miércoles por la noche que compartía "totalmente" el sentimiento de su colega británico de que no hay "solución militar a la crisis afgana".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes