Afganistán: 10 muertos en atentado en base estadounidense

KABUL (AFP). Diez civiles afganos murieron el lunes en un atentado suicida con coche bomba contra una base militar estadounidense en la provincia de Jost, en el este de Afganistán, que celebraba el aniversario de su independencia.

El atentado, reivindicado por los talibanes, no provocó daños en el interior de la base militar, que pudo haber sido objeto de un segundo ataque suicida, evitado finalmente por las fuerzas de seguridad, según la coalición liderada por Estados Unidos y responsables afganos.

"Los insurgentes hicieron estallar un coche cargado de explosivos en las afueras de una base estadounidense en la provincia de Jost, matando a diez civiles afganos e hiriendo a otros trece", indicó la coalición en un comunicado.

Un primer recuento había establecido en nueve el número de muertos en el atentado, perpetrado en la ciudad de Jost.

"Momentos después un segundo coche suicida llegó y quiso hacer estallar sus bombas. La policía lo descubrió y abrió fuego. El ocupante salió del coche y escapó a bordo de una motocicleta", informó por su parte el gobernador de la provincia de Jost, Mohamad Bilal.

Las víctimas eran empleados afganos que aguardaban para entrar en la base estadounidense, según un portavoz del gobernador, Jaibar Pashtun.

Un portavoz del grupo insurgente talibán, Zabihula Mujahed, reivindicó el atentado a la AFP en una conversación telefónica.

Por su parte, el presidente afgano, Hamid Karzai, denunció el "asesinato de civiles inocentes el día de la fiesta de la independencia, que muestra que los terroristas se oponen a la libertad del pueblo afgano".

Afganistán celebraba el lunes su independencia de Gran Bretaña, obtenida hace 89 años, con un fuerte dispositivo de seguridad en la capital ante el temor de atentados.

Los talibanes fueron expulsados del poder por la invasión estadounidense de 2001.

No obstante, pudieron reorganizarse y numerosos grupos de combatientes se refugiaron en Pakistán, para lanzar una lucha armada insurgente que según las fuentes militares ha atraído a milicianos de otras partes del mundo árabe.

Últimamente la capital afgana ha padecido una serie de atentados de extrema gravedad.

El ministro de Educación evitó una bomba que había sido colocada al borde de la carretera el sábado, mientras dos atentados separados mataron a dos soldados extranjeros y a unos siete afganos en lo que va de mes.

Además, un soldado británico de la OTAN murió el lunes en un ataque en el sur del país, anunció la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) en un comunicado.

En otro atentado anunciado el lunes, una bomba hizo explotar un vehículo de policía en la provincia oriental de Nangarhar, matando a los dos oficiales que se encontraban en el interior, informaron fuentes oficiales.

Mientras tanto la coalición informó que había matado a varios milicianos el domingo en diferentes operaciones en las provincias de Paktia y Kapisa, aunque no especificaron el número.

Unas 70,000 tropas extranjeras se hallan desplegadas en el país asiático, para ayudar a las fuerzas de seguridad a luchar contra la insurgencia, cuyo alcance ha crecido en los últimos años.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes